Austeridad. Aprietan el cinturón a alcaldías

CIUDAD DE MÉXICO., diciembre 2 (EL UNIVERSAL).- La denominada austeridad republicana llegó a las 16 alcaldías de la Ciudad de México, donde sus titulares tendrán que hacer más con menos o eficientar el manejo de los recursos para atender las necesidades de sus comunidades, luego de que el paquete económico que envió la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, al Congreso local contempla un incremento de 2% en promedio. Porcentaje que es un punto menor a lo contemplado en el índice inflacionario.

EL UNIVERSAL platicó con los alcaldes, quienes reconocieron que enviaron un presupuesto mucho mayor a lo asignado por el gobierno central, hecho que, según ellos, no les impactará en la realización de algunos programas de obras que tenían contemplados para el presente año, principalmente en mantenimiento de infraestructura urbana; pero aceptaron que no les quedará más que "apretarse el cinturón".

Al único rubro que le destinarán todos los recursos que se requieran es al relativo a la seguridad pública, pues reconocen que es uno de los temas prioritarios para la ciudadanía.

De acuerdo con el proyecto que presentó la mandataria local, se propone un presupuesto total de 43 mil 717 millones 920 mil pesos para 2020, cuando en el presente año destinó 43 mil 260 millones 250 mil pesos; es decir, existe un incremento de 2% en promedio.

Sin embargo, con ligeras diferencias, los alcaldes en su conjunto pidieron más dinero del que les fue asignado para 2019, lo cual no les fue concedido. Incluso, Cuajimalpa y Venustiano Carranza recibirán menos del resto de las alcaldías, pues sólo les aprobaron un incremento de 1%.

Hubo algunos alcaldes, como Layda Sansores, de Álvaro Obregón, que pidió 51% más del recurso que recibió en este 2019, cuando a la fecha tiene un subejercicio de 49%.

Lo mismo ocurrió con Vidal Llerenas, de Azcapotzalco, y Raymundo Martínez, de Tláhuac, quienes pidieron 30% y 31%, respectivamente, pero sólo han gastado 65% y 67% de su presupuesto.

Mientras que el de Xochimilco, José Carlos Acosta Ruiz, y Clara Brugada Molina, de Iztapalapa, pidieron 3% de aumento, y a ambos les concedieron el incremento.

Por ello, los 16 alcaldes coincidieron que si bien será "raquítico" el incremento presupuestal que tendrán el próximo año, no será necesario sacrificar programas sociales, obras o mantenimiento de calles y avenidas.

Hay que "estirar" los recursos

"Trabajaremos prácticamente con lo mismo que este año y pese a los ajustes que realizamos de último momento en algunos rubros, consideramos que salimos bien librados", señalaron los funcionarios al ser entrevistados por separado por esta casa editorial.

Layda Sansores San Román consideró que a ella no le afectará en las acciones que tiene planeadas, "pues nos ajustaremos al presupuesto", sobre todo porque ha sumado a empresarios y ciudadanos para donar recursos y mano de obra.

En tanto, el morenista Vidal Llerenas, de Azcapotzalco, solicitó 2 mil 500.45 millones de pesos, pero sólo le serán concedidos mil 964.63 millones. Pese a ello, confió que rescatará espacios públicos en la Unidad Habitacional Cuitláhuac, destinará 75 millones de pesos para la construcción de dos ciclovías en avenidas principales, así como rehabilitación de banquetas.

Sin embargo, ha sido criticado por diputados locales de oposición por destinar más recursos a la renovación de banquetas que a atender la escasez de agua. El alcalde confía en aminorar ese problema, sólo que con el raquítico presupuesto "haré lo que se pueda", dijo.

El panista Santiago Taboada, alcalde en Benito Juárez, solicitó 2 mil 365.90 millones de pesos, aunque prevén otorgarle 2 mil 306.60 millones, con lo piensa darle prioridad al programa Blindar BJ, para incrementar el número de policías y colocar arcos de lectura de placas para inhibir el robo de vehículos.

"Entendemos y sabemos lo apretado del presupuesto, pero es casi lo mismo con lo que hemos trabajado este año. De allí que prevemos adaptarnos y continuar el apoyo a los Cendis, a los Pilares y destinar alrededor de 40% para diversas obras. Será difícil, pero saldremos adelante", confió.

El alcalde de Coyoacán, Manuel Negrete, reconoció la disminución en términos reales que sufrirá para el próximo año, aunque se comprometió a continuar con la rehabilitación del Deportivo Francisco J. Múgica y del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, así como colocar 100 mil metros de carpeta asfáltica y bacheo.

El priista Adrián Rubalcava, quien gobierna Cuajimalpa, es de los que menos recursos tendrá este año en términos porcentuales, por lo que asegura que continuará con su programa de seguridad que le ha dado buenos resultados y lo ubica como una de las demarcaciones con menor incidencia delictiva.

"Estamos en acuerdo con la jefa de Gobierno, siempre hará falta recurso para resolver las problemáticas que tenemos en las alcaldías, pero tenemos el respaldo del gobierno local para resolver muchos problemas", precisó Néstor Núñez, de Cuauhtémoc, quien mencionó que su prioridad para 2020 es el programa nocturno de recolección de basura, bacheo y compra de grúas, de motocicletas para la Policía Auxiliar y de una ambulancia.

El alcalde de la segunda demarcación más grande de la capital, la GAM, Francisco Chíguil, recordó que en su comparecencia pidió 5 mil 61 millones de pesos y de acuerdo con el paquete sólo le autorizaron 4 mil 884 millones. Dice que su prioridad será el mejoramiento de escuelas de educación básica, con 140 millones, y con el programa de sustitución de luminarias, para lo que destinará 150 millones.

Su compañero de partido, Morena, Armando Quintero, de Iztacalco, mencionó que "siempre nos va a faltar dinero, pero vamos a reubicar los recursos, a mantener el criterio de gran inversión de infraestructura, de apoyos sociales con carácter universal e inversión en el tema de seguridad, rubros en los que nos interesa que ahí se ejerzan los recursos", aseguró.

A Clara Brugada, de Iztapalapa, le asignaron el mismo presupuesto de este año, 6 mil 611 millones de pesos, que irán para la rehabilitación de escuelas, construcción de 17 espacios culturales y para continuar con el programa de mitigación de grietas, que en este año atendió 489 fisuras.

Los alcaldes esperan que en los próximo días, cuando se analice el paquete económico, los legisladores capitalinos puedan hacer ajustes presupuestales que les permitan tener un poco más de dinero para realizar el mayor número de acciones posibles.