Con ausencia de Montserrat, candidatas cuestionan a Ramos y Bustillos debate

Eduardo Jaramillo y Adelina Pazos
·2  min de lectura

El Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) realizó el primer debate de candidatos a la alcaldía de Tijuana, donde trataron los temas “Servicio públicos municipales, accesibilidad y catastro”, donde participaron cinco de los siete aspirantes vía remota.

El candidato por la coalición Va por Baja California, Jorge Ramos, fue el primero en tomar la palabra, propuso abrir la puerta a todas las empresas interesadas en proporcionar el servicio de recolección de basura para eliminar el monopolio que se ha creado.

También prometió alcanzar una cobertura del 100% en la recolección de basura y llegar a esos 162 fraccionamiento que actualmente no llega el servicio municipal.

Kathia Bustillos, candidata por el Partido de Baja California (PBC), cuestionó a Ramos si la obra que promete sería a través de endeudar la ciudad como lo hizo cuando fue alcalde de Tijuana.

A esto Ramos, replicó que no endeudaría a la ciudad, “destrabaría los 600 millones de recursos federales que Bonilla tiene guardados” y con eso hacer obra pública.

Bustillos se comprometió a crear una cultura de reciclaje para mejorar el medio ambiente en la ciudad, construyendo un sistema de reciclaje óptimo al recolectar en forma separada, y como ejemplo, propuso aplicar el sistema de recolección de basura del estado de California, Estados Unidos.

También dijo que supervisará el desorden de planeación en la ciudad, que ha crecido desmedidamente, provocando caos en la movilidad, así como regular los permisos de construcción.

La candidata de Movimiento Ciudadano, Adriana Teresa Millanés, prometió reducir el 30% de la nómina del ayuntamiento y utilizar ese recurso en las necesidades de la ciudadanía, como los servicios públicos.

Además dijo que esta medida evitará endeudar más a la ciudad, usando recursos propios para lograrlo. Una de sus propuestas es reactivar las jornadas de salud de la mano de las asociaciones civiles, en programas de prevención como DARE, un programa de prevención para jóvenes.

La candidata por Fuerza Por México, Lourdes Inzunza, se comprometió a analizar los estudios realizados por otras administraciones sobre proyectos de movilidad en la ciudad, donde se invirtieron millones sin ejecutarse, para crear una ruta adecuada de acuerdo a la demografía de la ciudad.

Además, la candidata prometió revisar los proyectos de desarrollo de edificios verticales que está enfocada a clase media alta, dejando a un lado a las viviendas populares por la falta de subsidios, a quienes se comprometió apoyar.

Por último, la candidata de Redes Sociales Progresistas, María Eugenia Soler Carmona, dijo que su prioridad será revisar los programas de obras que se están ejecutando y si son proyectos que dan resultados darles continuidad, de los contrario redireccionarlos para que tengan un mejor funcionamiento.

También se comprometió a revisar los proyectos verticales que se construyen en la ciudad “que nos aquejan” e instaurar programas y asesoría para mujeres.