Aunque es aterradora la combinación de huracanes con terremotos, los "stormquakes" no son letales

La combinación de huracanes con terremotos por sí sola asusta. De imaginarla se nos eriza la piel. Pero al parecer, “el león no es tan fiero como lo pintan”, según los expertos que acaban de descubrir cómo ocurre la mezcla de estos dos fenómenos naturales, a la que bautizaron como “stormquakes”.

El fenómeno ocurre cuando los huracanes (también las tormentas de invierno) están en la atmósfera, producen olas realmente grandes en la superficie del mar, que luego se hinchan y forman otros tipos de olas más abajo, las que pueden llegar a más profundidad en fondo marino. (Foto Getty Creative)

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Florida fueron los encargados de desentrañar este fenómeno natural, del que nunca antes se había tenido referencias como tal, según Wenyuan Fan, profesor y sismólogo, quien dirigió estos nuevos estudios, publicados en la revista científica Geophysical Research Letters.

Aunque el fenómeno da más que miedo, el profesor Fan asegura que no hay de qué preocuparse. No representan peligro alguno para nosotros, pero no dejan de ser un objeto de estudio por su posible relación con otros fenómenos naturales. Hay muchas cosas por descubrir aún en nuestro planeta, donde todo está interconectado.

Según esta investigación, los “stormquakes” ocurren cuando los huracanes (también las tormentas de invierno) están en la atmósfera, producen olas realmente grandes en la superficie del mar, que luego se hinchan y forman otros tipos de olas más abajo, las que pueden llegar a más profundidad en el fondo marino.

“La interacción entre estas olas secundarias y el fondo marino produce un tipo específico de fuerza de presión, que luego crea un efecto de martillo en el fondo marino”, aclaró el profesor Fan a la CNN.

Los sismómetros recogen ese martilleo que en un principio fueron catalogados como “ruido sísmico”, pero Fan y su equipo descubrieron que esos efectos no son más que pequeños terremotos de una magnitud de 3.5, a los que denominaron como “stormquakes”.

La combinación de tormenta con terremoto asusta, pero no resulta peligrosa para los humanos, según los científicos de la Universidad Estatal de Florida. (Foto Getty Creative)

“Para nosotros, no son realmente perceptibles”, enfatizó el experto de la Universidad Estatal de Florida.

“Siempre me gusta enfatizar que los ‘stormquakes’ ocurren debido a las tormentas, así que cuando son extremas, creo que esa es nuestra primera preocupación”, argumentó además.

“Estos ‘stormquakes’ podrían tener efectos que aún no se han estudiado. Pueden ayudar a los científicos a comprender aún mejor a la estructura de la Tierra”, además de que podrían tener un gran impacto en las actividades marinas, explicó.

Estadísticas de los “stormquakes”

El equipo de Fan pudo registrar, entre 2006 y 2015, 14,077 “stormquakes”, cifra que equivale a la ocurrencia de más de mil por año. El experto igual aclaró que el registro de estos fenómenos dependen de la ubicación de los huracanes y tormentas.

El huracán Sandy, que fue bastante devastador en tierra y poderoso, no provocó el registro de ningún ‘stormquake’ cuando se desplazó a tierra en Nueva Jersey, ejemplificó Fan.

No todos los huracanes provocan este fenómeno, depende de su trayectoria. Una tormenta pequeña puede desatar cientos de "stormquakes". (Foto Getty Creative)

Sin embargo, el huracán Bill de 2009 generó alrededor de 300 ‘stormquakes’ a medida que avanzaba hacia el norte, más allá de Nueva Jersey.

La diferencia está en la trayectoria del huracán. Cuando el recorrido se alinea con ciertas áreas en el fondo marino, los terremotos son mucho más probables, incluso si la tormenta es más débil, detalló.

Todo esto demuestra que la sismología no solo es útil para recoger registros de terremotos, apuntó Fan. Las grabaciones de movimientos sísmicos son constantes y registran mucho más que terremotos, incluyendo eventos como cambios en el clima.