Aumento de votación de partidos antisistema en Bulgaria amenaza a primer ministro Borisov

Tsvetelia Tsolova
·2  min de lectura
El primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, emite su voto durante las elecciones parlamentarias en Sofia

Por Tsvetelia Tsolova

SOFIA, 4 abr (Reuters) - El primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, tendrá problemas para mantenerse en el poder después de que la votación del domingo vio un aumento en la votación de partidos antisistema y anticorrupción que quieren removerlo.

Un conteo paralelo de los votos realizado por encuestadoras proyecta que el derechista partido GERB seguirá siendo el conglomerado más grande del Parlamento, pero con solo un 25,2% de los sufragios, lo que se compara con el 33,5% que obtuvo hace cuatro años.

Lo seguiría un nuevo partido antisistema fundado por un presentador de televisión y cantante con entre un 17% a 17,5% y otros dos partidos que rechazan a Borisov también entrarían al Parlamento, ocupando escaños que estaban en manos de los socialistas de oposición.

Después de una década dominando la política búlgara, Borisov tiene pocos socios naturales de coalición.

No es posible descartar semanas de negociaciones, o incluso nuevas elecciones, lo que significa que Bulgaria, el miembro más pobre de la Unión Europea, podría tener dificultades para acceder al Fondo de Recuperación del Coronavirus de 750.000 millones de euros (884.000 millones de dólares) del bloque.

Antes de la publicación de los resultados oficiales, Borisov dijo que GERB había ganado la votación y pidió a los líderes de la oposición que consideren un gobierno amplio y experto que se centre en conseguir dinero de la UE para el país, golpeado por la pandemia.

Un gobierno así podría tener una vida limitada hasta diciembre, dijo Borisov.

"Les ofrezco la paz. Les ofrezco que presenten expertos, que asuman la responsabilidad", dijo en un video transmitido por Facebook. "Esta es mi propuesta para todos, disfruten de los resultados durante dos, tres días y luego consideren qué es estable y qué no".

Borisov, un exbombero y guardaespaldas de 61 años, trató de mostrar sus éxitos en la modernización de la infraestructura de Bulgaria en una campaña discreta después de que su popularidad fue socavada el año pasado por manifestaciones masivas contra la corrupción y el poder de los oligarcas.

"Estamos viendo los esbozos de una nueva Bulgaria, donde Borisov puede seguir ganando elecciones con sus enormes recursos administrativos y financieros, pero no puede aferrarse al poder", dijo Hristo Ivanov, líder del partido Bulgaria Democrática, que tiene se opone a la corrupción.

Las opciones de Borisov de formar una coalición se verán complicadas por el surgimiento del partido antisistema Existe Tal Pueblo del popular presentador de televisión y cantante Slavi Trifonov, que apela a la gente harta de las elites políticas corruptas.

(Reporte de Tsvetelia Tsolova; Escrito por Justyna Pawlak; Editado en Español por Ricardo Figueroa)