El aumento de diciembre de las jubilaciones será de 12,11%

·4  min de lectura
Los haberes previsionales recibirán en diciembre el cuarto reajuste del año
Los haberes previsionales recibirán en diciembre el cuarto reajuste del año

En diciembre próximo la jubilaciones, pensiones y otras prestaciones sociales se incrementarán un 12,11%, por la aplicación del índice de movilidad previsional. Así fue informado hoy desde el Gobierno, luego de que se conoció cuál fue la variación de los salarios en septiembre según un índice que elabora el Indec. Ese era el último dato que faltaba conocer entre los que integran el cálculo de la movilidad, que considera la variación interanual, en un trimestre, de la recaudación de impuestos que se destinan a los pagos de la seguridad social, medida por beneficios, y la evolución trimestral de los salarios, según uno de dos indicadores oficiales: el ya mencionado o la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), que elabora la Secretaría de Seguridad Social.

Con el nuevo reajuste, el haber mínimo será, a partir del último mes de este año y hasta febrero (en marzo deberá haber otra suba), de $29.062 y el haber máximo, de $195.557. También se incrementan en un 12,11% y según lo dispuesto por ley, las pensiones no contributivas, la Asignación Universal por Hijo (AUH) y los pagos por hijos que perciben los asalariados y los monotributistas de determinados ingresos.

La AUH pasará, con el aumento, de $5063 a $5677, en tanto que el salario familiar por hijo (y también la asignación para quienes están en el monotributo) será, aproximadamente y dependiendo del ingreso total familiar, de $5677, $3828, $2314 o de $1192. La Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), equivalente al 80% del haber mínimo, pasará a ser de $23.249. Y la pensión no contributiva llegará a $20.343.

Las cifras aún no fueron oficializadas y deberán ser publicadas, con la resolución que oficialice el reajuste, en el Boletín Oficial. El Gobierno no anunció el pago de ningún adicional para el último mes del año.

Tampoco se aclaró si se aplicó o no, para determinar el porcentaje de suba de diciembre, el tope establecido por la ley de movilidad aprobada en diciembre de 2019. Según la nueva fórmula, la suba anual de los haberes previsionales no puede superar el alza que haya tenido de manera interanual y en un período de 12 meses la recaudación total de recursos que van a la Anses (impuestos y aportes y contribuciones), multiplicado por 1,03.

El de diciembre es el cuarto aumento del año; en marzo el índice había sido de 8,07%; en junio, de 12,12% y en septiembre, de 12,39%. Así, para fin de año se acumulará un incremento de 52,67%. Según un comunicado difundido por la Anses, es índice “le gana a la inflación anual”. Sin embargo, solo en el mes de enero se conocerá el nivel de incremento del índice de precios durante 2021. Hoy se conoció que la inflación de octubre fue de 3,5%, un nivel superior al que se esperaba para ese mes y aun con la vigencia de la política de congelamiento de precios aplicada desde la Secretaría de Comercio. Hasta el décimo mes del año, la inflación acumuló un 41,8% y, entonces, para que el índice de todo el año no supere el 52,7%, los precios no deberían subir más de un 3,7% mensual, en promedio, en este último bimestre del año.

El comunicado de la Anses también señala que el incremento de 12,11% alcanzará a 7,1 millones de jubilados y pensionados (incluyendo a quienes están en el sistema no contributivo) y a unos 9 millones de chicos, entre los beneficiarios de la AUH y los del salario familiar.

Y afirma también que, en caso de haberse aplicado este año la fórmula aprobada por el gobierno macrista a fines de 2017, el aumento de 2021 habría sido de 48,6%, es decir, de un nivel inferior al que resultó con el nuevo cálculo de movilidad. Pero los números indican también que, en el supuesto de no haber ocurrido la política previsional del gobierno de Alberto Fernández, el haber mínimo sería desde diciembre de $29.706 ($644 superior a lo que en realidad será) y el máximo, de $217.631, es decir, $22.074 más elevado que el que se pagará a partir del mes próximo. Esto es así porque en 2020 se decidió suspender la vigencia del cálculo de movilidad y otorgar subas de manera discrecional y por decreto, que se ubicaron por debajo de la inflación y también por debajo de lo que hubiera correspondido por la ley de 2017. El año pasado, mientras que la fórmula de la ley 27.426 (primero suspendida y luego derogada) hubiera dado una suba acumulada de 42,1%, por decreto ser otorgó entre un 24,3% y un 35,3%, dependiendo del nivel del ingreso mensual.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.