El aumento de los contagios en Europa obliga a varios países a tomar medidas drásticas

Italia ordenó el cierre total durante los días festivos de Semana Santa, tras decretar zona roja en todo el país. Los residentes solo pueden salir de casa por emergencia o por trabajo. Francia extendió el confinamiento y el toque de queda en todo el país.