Aumentan suicidios en Japón por impacto económico de coronavirus en los hogares

·2  min de lectura
Foto de archivo. Un voluntario responde una llamada en el centro Tokyo Befrienders que asiste a personas en riesgo suicida en Tokio
Foto de archivo. Un voluntario responde una llamada en el centro Tokyo Befrienders que asiste a personas en riesgo suicida en Tokio

TOKIO, 10 nov (Reuters) - El número de suicidios en Japón aumentó en octubre por cuarto mes consecutivo, al nivel más alto en más de cinco años, según mostraron los datos el martes, una tendencia que los activistas atribuyen el impacto económico del coronavirus, sobre todo en las mujeres.

Según datos policiales preliminares, el número total de suicidios de octubre ascendió a 2.153, un aumento de más de 300 respecto al mes anterior y el recuento mensual más alto desde mayo de 2015.

De los casos de octubre, 851 fueron mujeres, un aumento del 82,6% respecto al mismo mes de 2019. El número de suicidios de hombres aumentó un 21,3%.

Los casos de suicidio habían disminuido de manera constante hasta julio, hasta que el impacto económico del brote del coronavirus golpeó los hogares y los números comenzaron a aumentar, dijeron activistas.

Las mujeres, que tienen más probabilidades de tener un empleo no permanente en las industrias minorista o de servicios, se han visto desproporcionadamente afectadas por la pérdida de puestos de trabajo.

A lo largo de los siglos en Japón, el suicidio ha sido una forma de evitar la vergüenza o el deshonor. Durante muchos años, recibir ayuda psicológica estuvo estigmatizado y Japón tiene la triste distinción de tener la tasa de suicidio más alta entre los países del G-7.

No obstante, cuando los suicidios alcanzaron un pico de 34.427 en 2003, los alarmados legisladores elaboraron un programa de prevención integral lanzado en 2007.

A través de una combinación de esfuerzos gubernamentales y corporativos que incluyeron la identificación de grupos de riesgo, limitar las horas extra y facilitar la recepción de consejo, los suicidios disminuyeron a poco más de 20.000 el año pasado.

(Reporte de Elaine Lies; editado en español por Carlos Serrano)