Aumentan las restricciones a las redes sociales en Irán

REUTERS - UMIT BEKTAS

Desde el inicio de la protesta social tras la muerte de Mahsa Amini, el 16 de septiembre, las autoridades iraníes han restringido el acceso a Internet y han bloqueado Instagram y WhatsApp. Por ello, desde hace un mes, los iraníes que utilizan estas dos plataformas en su trabajo se enfrentan a muchas dificultades.

Por Siavosh Ghazi, corresponsal de RFI en Teherán

Muchos iraníes solían utilizar Instagram para su trabajo diario, especialmente para vender diferentes productos como billetes de avión. Pero desde que las autoridades iraníes han bloqueado Instagram y WhatsApp, se enfrentan a muchas dificultades.

Para justificar la prohibición, las autoridades argumentan que los grupos de la oposición utilizaban estas redes para aprender a manejar armas o fabricar cócteles molotov para atacar comisarías o edificios oficiales. También se utilizó Instagram para convocar concentraciones. Además, en algunas páginas, los opositores publicaron fotos de policías o milicianos islamistas pidiendo a la gente que los atacara.

Ancho de banda de Internet muy bajo

En cuanto a Internet, siempre que hay manifestaciones, el ancho de banda se reduce mucho. A veces se corta por completo. Así ocurrió en varias ciudades del Kurdistán iraní con motivo del cuadragésimo día de luto por Mahsa Amini, que murió al ser detenida por la policía de la moralidad.

Obviamente, las autoridades no quieren dar marcha atrás en su decisión de prohibir Instagram y WhatsApp. Twitter y YouTube están bloqueados desde hace varios años. Muchos iraníes solían utilizar VPNs para usar estas redes, pero algunos proveedores ya no funcionan y cuando el ancho de banda se reduce, los internautas no pueden utilizar VPN.

Redes sociales locales


Leer más sobre RFI Español