Aumentan los especuladores en EEUU en medio de la crisis

REESE DUNKLIN y JUSTIN PRITCHARD
Cajas de detergente Clorox a $8,99, y el mismo producto a $4,47 en una tienda Menards en Jackson, Michigan. Gran cantidad de tiendas están aumentando artificialmente los precios de productos como jabón desinfectante en medio del nerviosismo generalizado por el brote de coronavirus (Fotos tomadas el 11 de marzo del 2020, cortesía de la Fiscalía General de Michigan, via AP)

Una tienda estaba vendiendo gel desinfectante a 60 dólares el frasco, otra ofrecía cada dosis en un dólar, otra promovía termómetros a 26 dólares y otra más vendía papel de baño a 10 dólares por rollo.

A lo largo y ancho de Estados Unidos, donde serpentean las colas de compradores y los estantes de las tiendas están vacíos, abundan las denuncias de que numerosos comercios están especulando con los productos, aprovechándose de la crisis para lucrar.

Una investigación de la AP halló que las agencias estatales de protección al consumidor han recibido más de 5.000 quejas y la cifra aumenta cada día.

“Mucha gente se deja llevar por la avaricia”, declaró Josh Stein, fiscal estatal de Carolina del Norte, donde la cantidad de denuncias aumentó de 72 a 131 en un solo día.

“Es inexcusable abusar de la gente de esta manera, en un tiempo tan vulnerable, con el fin de hacer dinero rápido”, añadió.

La investigación de AP es la más extensa hasta ahora del problema incipiente. En total, 40 estados respondieron con las cifras de denuncias recibidas, ya sea contra pequeños negocios vecinales o contra las grandes cadenas minoristas. La cifra seguramente es mucho menor que la verdadera, ya que abarca solamente las denuncias hechas por teléfono o por internet.

Muchas personas simplemente optaron por desahogar su furia en las redes sociales.

“¡NI SE LES OCURRA COMPRAR AQUÍ!” exclamó una mujer en Facebook al lado de fotos tomadas en una tienda en California que cobraba 6,98 dólares por un galón de leche y 14,99 dólares por un queso. “Hay familias que realmente necesitan comida y esta tienda está cobrando de más”.

Aparte de la investigación de AP, hay municipalidades que están llevando la cuenta de las especulaciones de precios, como la ciudad de Nueva York, que ha recibido más de 1.000 denuncias, ha emitido 550 avisos de infracciones y ha impuesto multas para un total de 275.000 dólares, entre ellas una tienda que vendía gel desinfectante a 79 dólares por frasco.

La municipalidad ha prohibido a las tiendas aumentar los precios de ciertos productos, entre ellos aloe vera y el alcohol sanitario, algunos de los ingredientes usados para fabricar gel desinfectante.

Los gobiernos estatales investigan todavía muchas de las denuncias. Si bien algunos han presentado demandas, otros han determinado que algunas de las denuncias no cumplen con su definición de especulación de precios, es decir, de un aumento de precio de por lo menos 10%. Aproximadamente 10 estados no cuentan con leyes para ese tipo de abuso.

Usualmente, los gobiernos estatales no imponen multas ni presentan querellas, sino que increpan al comerciante, que la mayoría de las veces se disculpa y rectifica.

En Maine, las autoridades contaban con fotos hechas por un cliente de una tienda que vendía papel de baño a 10 dólares por rollo. En Tennessee, donde las autoridades obligaron a dos hermanos a dejar de vender los 17.000 frascos que habían acaparado, los agentes le habían hecho seguimiento a una denuncia de que una tienda estaba cobrando un dólar por cada chorrito de gel desinfectante.

___

Dunklin reportó desde Dallas y Pritchard desde Los Ángeles. El periodista de The Associated Press Michael Balsamo en Washington contribuyó para este despacho