Aumentan en un 20 % las cirugías de próstata en México por detección oportuna

·2  min de lectura

Ciudad de México, 8 sep (EFE).- Las cirugías de próstata en México han aumentado en un 20 % en la última década principalmente debido a una detección más oportuna del cáncer de este órgano por la eliminación de tabúes para llegar al diagnóstico, afirmó este jueves un especialista.

En conferencia de prensa, el oncólogo José Athié afirmó que en los últimos 10 años se ha diagnosticado más el cáncer de próstata y “cada vez más hombres de 50 años van al médico cuando tienen un problema urinario".

El experto indicó que mientras hace una década el 90 % de los hombres llegaban en etapas avanzadas con los especialistas, actualmente este número se ha disminuido hasta un 70 %.

“Las campañas han funcionado, pero en las mujeres, que son quienes llevan a los hombres al médico, hasta ahora, desafortunadamente, los hombres no nos hemos podido unir en campaña para hacer un diagnóstico oportuno”, lamentó.

En México, abundó, el cáncer de próstata es un problema de salud pública pues es la primera causa de muerte por cáncer en hombres en el país.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología (INCan), cada año en el país se detectan más de 25.000 casos de cáncer de próstata y más de 7.500 personas pierden la vida por esta causa.

El problema, refirió, es que todavía siguen sin modificarse los diversos factores de riesgo que son controlables para el desarrollo de esta neoplasia.

“Las personas con sobrepeso, la ingesta alta de carne roja, la vida sedentaria, el alcoholismo y tabaquismo son factores de riesgo para desarrollar este cáncer pero todos son modificables”, recordó el especialista.

Además, refirió, el cáncer de próstata es una enfermedad que en etapas tempranas no produce síntomas lo que incide en que los pacientes acudan al médico cuando el padecimiento se encuentra ya en etapas avanzadas.

“Puede presentar flujo urinario lento o debilitado, necesidad de orinar con más frecuencia, sangre en la orina o el semen, ardor al orinar, dificultad para lograr una erección, dolor en las caderas, en la espalda y tórax, adormecimiento de las piernas o pies”, detalló.

Athié resaltó que esta enfermedad, como casi todos los cánceres, puede ser curable si se detecta en etapas oportunas, por ello invitó a la población masculina a realizarse periódicamente el tacto rectal y análisis de antígeno prostático para determinar que todo se encuentre en orden.

Explicó que actualmente los tratamientos en etapas tempranas pueden ser quirúrgicos, especialmente cuando el cáncer se encuentra encapsulado en la próstata, mientras que en etapas más avanzadas pueden ser candidatos a cirugía así como a radio y quimioterapia, que en algunos casos extienden la supervivencia de los pacientes.

“En algunos casos lo que buscamos es dar calidad de vida a los pacientes, hacer crónica la enfermedad y que no haya dolor”, dijo.

(c) Agencia EFE