Aumenta la tensión en cárceles israelíes tras la fuga de seis presos palestinos

·2  min de lectura

Jerusalén, 8 sep (EFE).- La tensión entre presos palestinos y las autoridades penitenciarias de Israel ha aumentado tras la fuga de seis reos palestinos de una cárcel de alta seguridad israelí que siguen evadidos desde el pasado lunes, informaron hoy medios locales.

Israel busca dispersar desde entonces a unos 400 prisioneros de Yihad Islámica -a la que pertenecían cinco de los seis fugados- entre varias cárceles, una medida a la que los internados se oponen y que hoy causó enfrentamientos en una prisión del sur del país.

La meta es separarlos y que en cada celda no haya más de un preso del grupo islamista, confirmó a Efe una portavoz del Servicio de Prisiones israelí.

El proceso de traslados generó disturbios en la cárcel de Ofer, en Cisjordania ocupada, aunque la "resistencia" fue sofocada y los presos que participaron en ella "castigados", dijo la misma fuente, que aseguró que la reubicación de reos sigue llevándose a cabo.

"Hasta el momento se reubicó a unos 200 presos" entre varias cárceles "y el resto se trasladará a final de la semana", detalló.

Pero Israel se prepara para más incidentes violentos en los próximos días, mientras siga el traslado, informó el diario Haaretz.

Hoy presos de Yihad Islámica se enfrentaron también a guardas penitenciarios y quemaron varias celdas de la prisión de Ketziot, en el sur del país, según el mismo periódico.

Ante la situación, el Club de Prisioneros Palestinos alertó hoy del posible "estallido de una confrontación abierta" con los reos palestinos si Israel mantiene "las medidas punitivas" actuales.

Las autoridades israelíes "han impuesto medidas de castigo adicionales a todos los prisioneros" tras la fuga el pasado lunes de los seis presos, denunció hoy la asociación en un comunicado.

Policía, Ejército y cuerpos de inteligencia israelíes prosiguen desde hace más de 48 horas con las intensas tareas de búsqueda, sin que por ahora haya rastro de los fugitivos, según medios locales.

La mayoría de ellos cumplía cadena perpetua por terrorismo y son considerados muy peligrosos por Israel.

La huida -los reos escaparon por un túnel de una de las prisiones de más alta seguridad del país- ha derivado en fuertes críticas a las fuerzas de seguridad y algunos temen un posible repunte de la violencia.

Las opciones que se barajan es que los fugados hayan cruzado ya a Jordania, que se escondan en el norte de Israel o en Cisjordania, probablemente en la zona de la urbe de Jenín, de donde son oriundos.

Esta madrugada, las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron a cinco familiares de los fugitivos en la provincia de Jenín e hicieron redadas en casas y tierras de aldeas de la zona, informó la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.