Aumenta presión sobre Putin tras contraofensiva de Ucrania

·5  min de lectura
Soldados ucranianos descansan en una antigua posición rusa en Izium, Ucrania, el viernes 16 de septiembre de 2022. (AP Foto/Evgeniy Maloletka) (ASSOCIATED PRESS)

KIEV, Ucrania (AP) — La presión sobre el presidente ruso Vladimir Putin se incrementó en el campo de batalla y en los pasillos del poder mundial luego que las tropas ucranianas lanzaron una contraofensiva el sábado para avanzar más hacia el noreste de Ucrania recapturado parcialmente.

Funcionarios y analistas occidentales señalaron que las fuerzas rusas aparentemente estaban estableciendo una nueva línea defensiva en el noreste de Ucrania después que la contraofensiva rebasó la anterior, lo que permitió a los soldados de Kiev recuperar grandes extensiones de territorio en la región nororiental de Járkiv, que hace frontera con Rusia.

En una cumbre de alto nivel llevada a cabo en Uzbekistán esta semana, Putin prometió presionar con su ataque a Ucrania pese a los recientes reveses militares, pero también enfrentó preocupaciones de India y China por el prolongado conflicto.

“Sé que la era actual no es de guerra”, dijo el primer ministro indio Narendra Modi al mandatario ruso en declaraciones televisadas ​​cuando se reunieron el viernes en Uzbekistán. "Discutimos esto varias veces con usted por teléfono, que la democracia y el diálogo impactan al mundo entero”.

Un día antes, en la misma cumbre, Putin reconoció las “preguntas y preocupaciones” no especificadas de China sobre la guerra en Ucrania y agradeció al presidente Xi Jinping por la “postura equilibrada” de Beijing respecto al conflicto.

La retirada apresurada de las tropas rusas este mes de áreas de una región del noreste que ocuparon a principios de la guerra, junto con las inusuales reservas públicas expresadas por aliados clave, subrayaron los desafíos que enfrenta Putin en todos los frentes. Tanto China como India han mantenido fuertes lazos con Rusia y han tratado de permanecer neutrales sobre la situación en Ucrania.

En un comunicado, Xi expresó su apoyo a los “intereses fundamentales” de Rusia, pero también pretende que se trabaje en conjunto para “inyectar estabilidad” en los asuntos mundiales. Modi dijo que quería discutir “cómo podemos avanzar en el camino de la paz” y agregó que las mayores preocupaciones que enfrenta el mundo son los problemas de la seguridad alimentaria, la seguridad del combustible y los fertilizantes.

“Debemos encontrar alguna salida y usted también debe contribuir a eso”, enfatizó Modi en una rara reprimenda pública.

Los comentarios ensombrecieron una cumbre que Putin esperaba que puliera su estatus diplomático y mostrara que no estaba tan aislado internacionalmente.

El Ministerio de Defensa británico señaló en un informe diario de inteligencia que la línea de batalla probablemente se encuentra entre el río Oskil y Svatove, a unos 150 kilómetros (90 millas) al sureste de Járkiv, la segunda ciudad más poblada de Ucrania.

Luego que las tropas rusas se retiraran de la ciudad de Izium, las autoridades ucranianas descubrieron una fosa común, una de las más grandes encontradas hasta el momento.

El presidente Volodymyr Zelenskyy dijo que había más de 440 tumbas en el lugar que contenían los cadáveres de cientos de adultos y niños civiles, así como soldados, y que algunos habían sido torturados, baleados o asesinados por artillería. Citó pruebas de atrocidades, como un cuerpo con una soga alrededor del cuello y fracturas en brazos.

“La tortura era una práctica generalizada en el territorio ocupado. Eso es lo que hicieron los nazis. Eso es lo que hacen (los rusos)”, subrayó Zelenskyy el sábado en su discurso de video por la noche. “Estableceremos la identidad de todos aquellos que torturaron, que se burlaron y que trajeron esta atrocidad de Rusia aquí a suelo ucraniano”.

Entretanto, las fuerzas ucranianas siguen cruzando el río Oskil, clave en la región de Járkiv, al tiempo que intentan seguir avanzando en una contraofensiva dirigida a los territorios ocupados por Rusia, según el Instituto para el Estudio de la Guerra, con sede en Washington.

El instituto dijo en su informe del sábado que las imágenes por satélite que examinó sugieren que las fuerzas ucranianas han cruzado a la orilla oriental del Oskil en Kupiansk, colocando allí la artillería. El río, que fluye hacia el sur desde Rusia hacia Ucrania, había sido una ruptura natural en las líneas del frente recién surgidas desde que Ucrania lanzó su ofensiva hace una semana.

“Es probable que las fuerzas rusas sean demasiado débiles para impedir nuevos avances ucranianos a lo largo de todo el río Oskil si las fuerzas ucranianas deciden reanudar las operaciones ofensivas”, dijo el instituto.

Los videos que circularon en internet el sábado indicaban que las fuerzas ucranianas también siguen tomando terreno en el asediado este del país.

Un video mostraba a un soldado ucraniano pasando por delante de un edificio con el tejado destruido y señalando por encima del hombro a un compañero que colgaba la bandera azul y amarilla de Ucrania sobre una torre de telefonía móvil. El soldado que aparece en el video identificó el pueblo tomado como Dibrova, justo al noreste de la ciudad de Sloviansk y al sureste de la asediada ciudad de Lyman, en la región ucraniana de Donetsk.

Otro video en internet mostraba a dos soldados ucranianos en lo que parecía ser un campanario. Una bandera ucraniana colgaba mientras un soldado decía que habían tomado el pueblo de Shchurove, justo al noreste de Sloviansk.

Los militares ucranianos y los rusos no reconocieron inmediatamente el cambio de manos de los dos pueblos.

En el resto de Ucrania, las fuerzas rusas siguieron azotando ciudades y pueblos con ataques de misiles y cañoneos.

Un ataque con misiles rusos a primera hora del sábado provocó un incendio en la zona industrial de Járkiv, dijo Oleh Syniehubov, el gobernador de la región. Los bomberos extinguieron las llamas.

___

Karl Ritter en Kiev contribuyeron a este despacho.