Aumenta morosidad en empresas B2B: experto

En el mercado mexicano se produjo un aumento de más del 10% en los niveles de impagos de clientes B2B y de créditos incobrables, dijo Alan Ramírez Flores, CEO de Coperva, empresa líder en recuperación de cartera vencida.

Para el experto en cartera vencida, el sector químico de México es el que más problemas de insolvencia presenta y la protección contra las pérdidas inesperadas es un tema primordial, por lo que resurge la necesidad de protegerse contra la falta de liquidez de las empresas.

Entre las estrategias utilizadas por las empresas mexicanas se encuentran la comprobación periódica del crédito de los clientes, la búsqueda de financiación externa y evitar la concentración del riesgo crediticio de los clientes, mencionó el directivo de Coperva.

Asimismo, el enfoque flexible a la hora de establecer las condiciones de pago para los clientes B2B es una estrategia que funciona bien en la mayoría de los casos y una solución común para disminuir las cuentas sin cobrar fue ampliar los plazos de pago.

En general, el plazo medio de pago de las facturas en México fue de 52 días, lo que representa dos días menos respecto al año anterior, comentó Alan Ramírez Flores.

“Existe un aumento significativo en el nivel de facturas B2B afectadas por el incumplimiento de pago de los clientes en México, que fueron más del 10% respecto a 2021. Incluso, 84% más de empresas mejoraron sus procesos de crédito”, mencionó el directivo.

 

Además, Alan Ramírez Flores mencionó que uno de los sectores económicos más afectado es el de la industria siderúrgica y metalúrgica de México, que adoptó una serie de medidas para evitar la falta de liquidez. Entre ellas, el recurso a la financiación externa, la contratación de agencias de cobro de deudas y la suspensión de las entregas a clientes B2B hasta el pago de las facturas.

Entre las medidas adoptadas sobresalen los recordatorios de pago de facturas a los clientes morosos con más frecuencia que antes. El motivo para ello es acelerar los flujos de caja y reducir la exposición al riesgo de impago de los clientes, refirió el empresario.

Hasta ahora, la gestión interna del riesgo de crédito de los clientes es la opción preferida por las empresas y, en la mayoría de los casos, supone la reserva de fondos para cubrir posibles pérdidas. Sin embargo, esta opción representa tiempo, trabajo y costos adicionales para desarrollar y ejecutar los procesos internos de gestión del crédito, comenta el líder de Coperva.

El también autor de Liderazgo para tod@s, dijo que otra solución común es optar por una aseguradora de crédito, especialmente en el sector agroalimentari pues “otras empresas compran soluciones de financiación comercial específicas”, finalizó.