Aumenta 5.4% población femenil en reclusión en 2021 respecto a 2020

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 16 (EL UNIVERSAL).- Hacinamiento y falta de personal técnico y la carencia de servicios médicos adecuados para atender las necesidades específicas de las mujeres, son algunas de los problemas que enfrentan las mujeres privadas de su libertad, lo que pone en riesgo su integridad de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

En el Informe Diagnóstico sobre las condiciones de vida de las mujeres privadas de libertad desde un enfoque interseccional, precisa que la población de mujeres privadas de su libertad en todo el país aumentó 5.4% en 2021 en relación con 2020 al pasar de 11 mil 832 a 12 mil 480.

Explica también que hay 5.9 mujeres por cada 100 hombres en el sistema penitenciario hasta diciembre de 2021.

"Este dato es una de las causas de la agudización de la discriminación hacia las mujeres en situación carcelaria, al no aplicar ni reconocer los contextos de desigualdad institucionalizada de género, por un trato desigual desfavorecedor hacia las mujeres, por su condición de mujeres desde y con las instituciones públicas que tienen deberes jurídicos de igualdad y aplicación de la perspectiva de género", refiere.

Señala que en los centros femeniles faltan espacios para la convivencia familiar ni para la visita íntima.

"En algunos de estos, no existe un espacio para la visita íntima, lo cual es el reflejo de un discurso que está estrechamente ligado a la idea del abandono y escasa visita que reciben las mujeres en los centros penitenciarios, invisibilizando sus derechos a la convivencia, a su intimidad, a ejercer su sexualidad y a la vinculación con el exterior", sostiene.

Por lo que hace a su calidad de vida en reclusión respecto a su derecho a la salud, agrega que las mujeres reciben la atención médica en los consultorios ubicados en las áreas médicas que son compartidas con los hombres y ahí también se les dan otros servicios, a pesar de que son ellas las que requieren la revisión y atención relacionada a la maternidad, posparto, lactancia y aspectos relacionados con la menstruación y el climaterio.

"Incluso, en varios de los casos, son atendidas por personal médico del sexo masculino", dice.

Destaca que los espacios verdes en las cárceles de hombres son más amplios, en tanto que para las mujeres es un sitio que les recuerda en todo momento que no hay lugar para ellas, es un espacio no previsto para ellas, "es un no lugar". Eso es lo que sostiene las estructuras de género118 dentro del sistema penitenciario y que sostiene las desigualdades entre las mujeres y los hombres en la sociedad.

Señala que la pobreza tiene "rostro de mujer", al referir que las más pobres aún son las mujeres en reclusión, ya que las carencias se agudizan en los centros penitenciarios.

"Basta analizar que la población se trata en su mayoría de mujeres cuyos ingresos no superaban los 2 mil pesos, muchas de ellas, en trabajos que las ubican en contextos de explotación y abuso, trabajos en condiciones serviles sin remuneración y con trabajo de cuidado desvalorizado e invisibilizado, adentro de los centros penitenciarios su condición se agrava aún más pues conservan sus responsabilidades como proveedoras, pero sus ingresos caen a cantidades ínfimas a pesar de realizar uno o dos trabajos, por autoempleo y en labores dentro del penal", expone.

Explica que en promedio los centros femeniles estatales obtienen calificaciones de 7.60, en tanto que los anexos femeniles en los centros mixtos estatales reciben calificaciones que van desde 6.40 con tendencia a la baja, lo que evidencia una diferencia en la situación que viven las mujeres en los espacios destinados exclusivamente para las mujeres a aquellos en los que se las ubican en "anexos" con poca población y mínimos servicios; los específicos para mujeres en general cuentan con componentes e infraestructura que permiten atender las condiciones específicas de las mujeres en reclusión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.