El momento de la audiencia en el que Cristina kirchner quedó al borde de las lágrimas

·2  min de lectura
Cristina Kirchner declaró por el pacto con Irán
Cristina Kirchner declaró por el pacto con Irán

La vicepresidenta Cristina Kirchner, al borde de las lágrimas, se preguntó hoy si todo lo realizado para involucrarla a ella y al resto de funcionarios en el presunto encubrimiento del atentando a la AMIA fue “por perseguir opositores” y “estigmatizarlos”, y reflexionó que “hay algo más”, y apuntó a los “fondos buitres”, que “intentaron doblarle la mano” para que pagara “cualquier cosa”.

“Intentaron doblarme la mano y me negué. Me banqué lo que me banqué y no me doblaron el brazo, porque era condenar a la Argentina”, dijo con la voz entrecortada y casi entre lágrimas la vicepresidenta, en relación a lo que fue la negociación de la deuda con bonistas privados que le tocó afrontar.

En los últimos minutos de su exposición, al desandar los caminos de la denuncia y buscar los motivos que pudieron haber forzado su tramitación, la exmandataria vinculó el caso con la tensión que hubo entre su gobierno con los fondos buitre y enmarcó la denuncia de Alberto Nisman en un supuesto intento de aquellos de ejercer presión sobre su presidencia para reclamar el pago de la deuda externa privada.

Llevó a España lo que aprendió en la Argentina y factura más de un millón de euros por año

El memorándum con Irán no es solo una persecución. Era esto: pagarles lo que querían a los buitres porque después de pagarles a los buitres decían que venía la bonanza. ¡Y pagaron! Lograron sacar el candado para que se pagara. Yo no lo hice. Yo me banqué lo que me banqué y no me doblaron el brazo”, aseguró con vehemencia.

En ese tramo de su exposición, la expresidenta mostró una solicitada financiada por la American Task Force Argentina (ATFA) y publicada en diarios de Europa en la que aparecía su imagen junto a la del entonces presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, junto a la pregunta, escrita en inglés: “¿Un pacto con el diablo?”.

La denuncia de Nisman acusaba a la expresidenta, a su entonces canciller Héctor Timerman y a otras personas de haber firmado el Memorando entre Argentina e Irán para el avance de la causa AMIA: según el fallecido fiscal, detrás del tratado que fue aprobado por el Congreso se escondía el interés de restablecer relaciones comerciales con ese país para poder exportarle carnes y granos e importar de allí petróleo.

Con información de la agencia Télam

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.