Sobrevive racionando yogures y comiendo nieve casi una semana

·3  min de lectura

Sheena Gullett, de 52 años, pasó días atrapada en la nieve después de que el coche en el que viajaba con un amigo quedase atascado en una carretera en mitad de un bosque de California (Estados Unidos). Hasta que su acompañante logró dar la voz de alarma y los servicios de rescate dieron con ella pasó casi una semana, como ha recogido The Guardian citando un post en Facebook de la oficina del sheriff encargada del rescate. Durante todo este tiempo logró mantenerse racionando un paquete de yogures y comiendo nieve ante la falta de agua.

El amigo con el que viajaba logró llegar tras varios días a una carretera y pedir ayuda. (Foto: Getty Images)
El amigo con el que viajaba logró llegar tras varios días a una carretera y pedir ayuda. (Foto: Getty Images)

Según el relato publicado hace solo unos días por Lassen County Sheriff's Office, Gullett viajaba el pasado 14 de abril en el vehículo con su amigo Justin Lonich, de 48 años, con dirección a Little Valley. En un momento dado se salieron de la autopista para llegar al lugar por los caminos de tierra que conducen al mismo cuando su coche se quedó atascado en la nieve. Pasaron la noche en el vehículo y lo abandonaron a la mañana siguiente tras quedarse sin batería. Querían regresar a la autopista para pedir ayuda.

Sin embargo, la mujer, a la que se le desprendieron las suelas de la botas que llevaba, se fue quedando atrás y cuando su amigo dio la vuelta para encontrarla no la pudo dar con ella. Debido a la fuerte nevada y a que no podía seguir en la oscuridad, buscó refugio y encendió un fuego. A la mañana siguiente dio con un camino de grava y lo siguió, pero tuvo que volver a hacer noche. No consiguió llegar a la carretera y encontrar ayuda hasta el 17 de abril. Un coche lo recogió y Lonich fue a comisaría a contar lo sucedido para que mandasen equipos de rescate para dar con Gullett.

No fue una tarea sencilla. Según se puede leer en el comunicado de la oficina del sheriff, “inicialmente, los detalles de este incidente no estaban claros y dificultaron que el personal de la Oficina del Sheriff redujera el área de búsqueda. Justin no estaba familiarizado con el área y los caminos por los que habían estado viajando”. Todo eso, sumado al tiempo, complicó la búsqueda. Enviaron un helicóptero para sobrevolar la zona, pero sin resultado. Después, una vez encontrada, la mujer explicó que había escuchado el sonido del aparato, pero como estaba en una zona boscosa, no la habían visto ni a ella ni al vehículo.

Al final, “a última hora de la mañana del miércoles 20 de abril, Justin cabalgó junto con un ayudante del sheriff en el área de búsqueda para proporcionar una mejor ubicación de donde él y Sheena quedaron atrapados en la nieve”. Tras varias horas, encontraron el vehículo, en el que se había vuelto a refugiar Gullett.

Habían pasado seis días desde que su coche se quedase atrapado y, según contó ella misma a los agentes que la llevaron a un refugio para someterla a un examen médico, había sobrevivido comiendo nieve ante la falta de agua y racionando un paquete de yogures con seis unidades. Se había ido comiendo uno cada día y ya no le quedaban. Su versión de cómo ocurrió todo, ha comunicado la oficina del sheriff, coincidía con el relato de su amigo.

Cuando dieron con ella se encontraba emocionada, “pero físicamente bien”. El teniente Dave Woginrich, del condado de Lassen, agradeció a través de Facebook su trabajo a todos los implicados en el rescate. “Gracias a sus esfuerzos, Sheena fue encontrada a salvo y ahora está de vuelta en casa”, apuntó.

EN VÍDEO | La nevada más intensa de un mes de abril de los últimos 20 años en España

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.