Atraca primer crucero europeo en Venezuela tras 15 años "fuera del radar"

Venezuela recibió este martes el crucero "Amadea", el primero proveniente de Europa que atraca en este país después de 15 años en el que dejó de ser un destino atractivo por sus altos índices de inseguridad y una devastadora crisis económica.

Con casi 500 pasajeros, el buque con bandera de Bahamas y operado por la compañía alemana Phoenix Reisen, la embarcación llegó en horas de la mañana al Puerto Internacional Guamache, en la caribeña Isla de Margarita.

Los turistas -procedentes de España, Francia, Alemania, Italia y Suiza, entre otros países, según las autoridades- bajaron sonrientes a puerto, recibidos con música folclórica.

"Desde hace muchos años Venezuela estaba fuera del radar de los cruceros", declaró el ministro de Turismo, Ali Padrón, al celebrar la llegada de crucero.

En la última década, el turismo cayó en Venezuela como consecuencia de la inseguridad y una crisis que trajo el desplome de más de 80% su economía. El control de cambio, la escasez de productos y los problemas en los servicios públicos básicos como agua y electricidad ahuyentaron a los visitantes.

Los cruceros, poco a poco, dejaron de llegar en medio del colapso.

"Amadea" "nos abre la posibilidad de estar de nuevo en el radar de las grandes líneas de cruceros", comentó a la AFP el presidente del gremial Consejo Superior de Turismo (Conseturismo), Leudo González.

El turismo comenzó a mostrar signos de mejoría el año pasado con la llegada de turistas rusos e incentivos para viajeros locales, pero no hay cifras oficiales en el sector.

- "Ruido en seguridad" -

Las compañías turísticas y agencias de viajes cerraron sus puertas en Venezuela y dejaron de operar. Según estimaciones de la industria portuaria, la actividad bajó en más de 50% desde 2014.

"Primeramente lo que sucedió fue que el destino se convirtió un destino muy inseguro, de alto riesgo", explicó Reinaldo Pulido, vicepresidente de Conseturismo. "Es un negocio muy sensible y si hay un ruido en seguridad las navieras se van porque prefieren evitar (problemas), y se dieron cuenta que el Estado no ofrecía las condiciones mínimas necesarias".

"Amadea", con capacidad para casi 600 pasajeros, zarpó el 20 de diciembre de Francia y retornará el 12 de enero desde Puerto Caldera, Costa Rica, donde culminará su itinerario por el Caribe.

De Margarita partirá hacia Bonaire y Aruba, islas de Países Bajos con las que Caracas ha tenido acercamientos para retomar relaciones tras tres años de ruptura y cierre fronterizo marítimo.

Habrá escalas en Sarborough (Trinidad y Tobago), Bridgetown (Barbados), Cartagena y Santa Marta (Colombia).

Cualquier iniciativa "que traiga un turista internacional nuevo, ya es una ganancia (...), porque estamos en sequía absoluta", añadió Pulido. "Para nosotros es maravilloso, una celebración y la demostración de que Venezuela puede entrar en el mapa de competencia regional".

Para 2024 la compañía del "Amadea" está ofreciendo un crucero por Sudamérica, pero hasta el momento, no incluye a Venezuela. "Pudiera ser que estaban tanteando", estimó Pulido.

ba-jt/erc/dga