Cuenta atrás para que Abdo Benítez decida sobre el uso de los fondos de binacionales

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 24 abr (EFE).- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, tiene de plazo hasta el 30 de abril para promulgar o vetar la ley sobre la utilización de los fondos socioambientales de las dos hidroeléctricas para la compra de insumos médicos y medicamentos para la lucha contra el coronavirus, aprobada esta semana en el Congreso.

La Cámara de Diputados ya remitió la ley al Ejecutivo, que a su vez solicitó un informe al Ministerio de Hacienda y a la Cancillería antes de pronunciarse, ya que desde Presidencia alegan que la promulgación de la ley interferiría con los acuerdos internacionales de los tratados de Itaipú, con Brasil, y de Yacyretá, Argentina, países con los que comparte esas represas.

La ley sancionada por el Legislativo contempla redireccionar al Ministerio de Salud un total de 150 millones de dólares correspondientes a los fondos socioambientales anuales del lado paraguayo de ambas hidroeléctricas.

La oposición paraguaya planteó y sacó adelante este proyecto, con algunos reveses parlamentarios durante su tratamiento, ante la situación de desabastecimiento y desbordamiento que viven los hospitales del país con el avance del coronavirus.

A pesar de los intentos, los legisladores oficialistas, del gobernante Partido Colorado, fracasaron en sus intentos de frenar el proyecto en el Parlamento, y, el miércoles, sus 39 votos en contra de la aprobación no fueron suficientes frente a los 40 votos a favor con los que salió adelante la ley.

Ahora es Abdo Benítez quien debe pronunciarse, en un momento de crispación ciudadana, que ya expresó su descontento con el Gobierno a comienzos de marzo, con varias jornadas de protestas que incluso algunos días terminaron en enfrentamientos entre los manifestantes y la policía.

La pasada semana Abdo Benítez anunció la postergación de la licitación para la construcción del puente que unirá Carmelo Peralta (Paraguay) y Puerto Murtinho (Brasil) con el objeto de destinar 30 millones de dólares a la emergencia sanitaria que vive el país a causa de la pandemia.

El Ejecutivo también reglamentó esta semana la ley para crear un fondo para cubrir los gastos de hospitalización de personas con coronavirus en terapia intensiva, así como los desembolsos en medicinas o estudios.

Abdo Benítez reconoció esta semana que el sistema sanitario paraguayo se encuentra "altamente exigido", con los centros de salud y hospitales "superados" por el aumento sostenido en la propagación del coronavirus y el consiguiente incremento de las hospitalizaciones.

Paraguay registró este viernes 2.752 positivos, con lo que suma 263.134 contagiados desde marzo de 2020, cuando se detectó el primer caso.

El sistema sanitario cuenta con 3.026 personas internadas por coronavirus, con 525 de ellos en terapia intensiva.

El número de fallecidos asciende a 5.715 y el de recuperados a 215.702, según los últimos datos del Ministerio de Salud.

(c) Agencia EFE