El ATP de Viena, un torneo recargado con 7 de los mejores 12 jugadores y con mucho en juego con miras al Masters

LA NACION
·5  min de lectura

Viena es el escenario de uno de los torneos más tradicionales del circuito tenístico. Nació en 1974 y, excepto en 1975, se disputó todos los años. Stan Smith, Ivan Lendl, Boris Becker, Andre Agassi, Pete Sampras y Roger Federer fueron algunas de las figuras que conquistaron el trofeo en la capital austríaca (también Juan Martín del Potro, en 2012). Es un certamen, de categoría ATP 500, que tiene brillo propio. Sin embargo, en esta inusual temporada por la pandemia, presenta un cuadro de excelencia, uno de los más calificados de su rica historia, mucho más parecido a un Masters 1000. El evento, bajo techo, sobre superficie dura y con 1.550.950 euros en premios, reunirá a siete de los mejores doce jugadores del ranking, encabezados por el N° 1, Novak Djokovic, y el referente local y vigente campeón, Dominic Thiem (3°).

La película de Guillermo Vilas: la pelea eterna por el número 1 del mundo llega a la pantalla de Netflix

"Probablemente sea el cuadro de un ATP 500 más fuerte de todos los tiempos y puede suceder que te toque el número 15 del mundo en la primera ronda [NdR: así le sucederá, por ejemplo, al francés Gael Monfils, séptimo cabeza de serie, que debutará contra el español Pablo Carreño Busta, 15°]. Es difícil organizar un torneo en este momento. Viena es el único gran torneo de esta semana y, por supuesto, los mejores quisieron estar aquí", explicó Djokovic, que hará su tercera aparición en Viena y la primera desde que allí logró, en 2007, el séptimo de sus 81 títulos en el tour. Nole elaboró estratégicamente su calendario, tratando de sumar puntos clave y asegurarse terminar el año en la cima del ranking (de conseguirlo, lo concretaría por sexta vez, superando a Federer e igualando a Sampras). En el Wiener Stadthalle (un estadio multiuso con capacidad para 16.000 espectadores), el primer rival de Djokovic, que recibió una invitación, será su compatriota y amigo, Filip Krajinovic, 30° del ranking.

Si Djokovic gana dos partidos y llega a los cuartos de final, se asegurará el primer puesto al final del año. Además, ya anunció que no competirá en el Masters 1000 de París-Bercy, desde el lunes próximo, ya que ostenta los mil puntos correspondientes al título ganado en el certamen indoor de la capital francesa en 2019 y con el nuevo sistema de puntos para el ranking no necesita defender lo hecho la temporada pasada. Nole sí jugará el Masters de Londres, claro.

home tournament is just around the corner

Una publicación compartida de Dominic Thiem (@domithiem) el 23 Oct, 2020 a las 11:30 PDT

Además de Nole, Thiem y Monfils, también competirán en el comercialmente llamado Erste Bank Open el griego Stefanos Tsitsipas (5°), los rusos Daniil Medvedev (6°) y Andrey Rublev (8°), y el canadiense Denis Shapovalov (12°). Del Top 12 únicamente no estarán el español Rafael Nadal (2°), el suizo Roger Federer (4°), el alemán Alexander Zverev (7°), el argentino Diego Schwartzman (9°) y el italiano Matteo Berrettini (10°). También están en el cuadro principal figuras como el suizo Stan Wawrinka, el italiano Jannik Sinner, el búlgaro Grigor Dimitrov y el canadiense Féliz Auger-Aliassime.

"Es realmente genial que, además, podamos jugar ante mil personas (lo permitido por las autoridades sanitarias)", celebró Thiem, que en 2019 le ganó la final a Schwartzman. El Peque, tras jugar la final del ATP 250 de Colonia 2 (cayó en forma contundente, por 6-2 y 6-1, ante Zverev), se bajó del torneo de Viena porque de la única manera que sumaría puntos para su carrera al Masters de Londres hubiera sido ganando el trofeo. Por ello, en forma inteligente, decidió no competir y descansar, con miras a París-Bercy, donde tiene buenas chances de sumar puntos ya que en 2019 se despidió en su debut, en la segunda ronda.

Kristoff Puelinckx, dueño del ATP de Buenos Aires: "Hay que mantener el tenis vivo; si todos cancelan sus torneos el deporte está muerto"

Con seis raquetas ya clasificadas para la Copa de Maestros, en el O2 londinense (desde el 15 de noviembre), solamente quedan dos vacantes. Una de ellas, por el momento, es para Rublev, que está en la séptima ubicación, con 3429 puntos. Detrás del ruso, se coloca Schwartzman, con 3285 puntos. Y los otros aspirantes son Berrettini, Monfils y Shapovalov (también el español Roberto Bautista Agut y el belga David Goffin, aunque más retrasados).

En Kazakhstán, el otro ATP de la semana

Nursultán, la capital de Kazakhstán (hasta marzo de 2019 era Astana, pero fue rebautizada en homenaje a Nursultán Nazarbáyev, que dejó la presidencia después de tres décadas), no representa un buen recuerdo para el tenis argentino: en el centro nacional de tenis, en el estadio bajo techo y con superficie dura, el equipo nacional de Copa Davis perdió 3-2 ante el combinado local en septiembre de 2017 y descendió de categoría. Allí mismo, desde hoy, se disputa el último de los cuatro torneos que la ATP incorporó, únicamente por este año inusual, al calendario 2020 (se jugaron dos en Colonia, Alemania, y uno en Cerdeña, Italia, todos de categoría 250).

En el Astana Open, el único sudamericano en el cuadro individual será el argentino Federico Delbonis (76°), que debutará en la primera ronda frente al local Mikhail Kukushkin (91°), precisamente el más destacado de aquella serie de Copa Davis. El vencedor de ese match se medirá en la segunda rueda con el primer favorito, el francés Benoit Paire (28°).