Marcos Paulo, otra joya brasileña versátil, con calidad, pero aún por pulir

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Río de Janeiro, 5 jul (EFE).- El atacante brasileño Marcos Paulo, anunciado este lunes como nuevo jugador del Atlético de Madrid, es un diamante en bruto aún por pulir que explotó en las categorías inferiores del Fluminense y que ahora, a sus 20 años, salta al fútbol europeo con la versatilidad como su principal arma.

Nacido en Sao Gonçalo, municipio de la región metropolitana de Río de Janeiro, Marcos Paulo Costa do Nascimento recaló en las filas del Tricolor carioca con tan solo diez años de edad.

En la base del 'Flu' se convirtió en el máximo exponente de la bautizada generación de oro del 2001 del club de Río de Janeiro, junto con el delantero Joao Pedro, hoy en el Watford inglés y con quien mostró una enorme sintonía en el terreno de juego.

Pronto empezó a ser sondeado por varios de los principales clubes del Viejo Continente.

Su doble nacionalidad, brasileña y portuguesa, con lo que no ocuparía plaza de extracomunitario, se convirtió en un atractivo más para su fichaje, además de su calidad técnica y verticalidad.

Su posición natural es la de mediapunta, la de un clásico camisa 10, aunque puede jugar con soltura tanto en el extremo derecho, como en el izquierdo.

A pesar de su fuerte envergadura, apoyada en su 1,86 metros de altura, atesora una enorme calidad y una gran variedad de recursos en la construcción del juego del equipo. Además, sabe aguantar de espaldas y pivotar el balón con el resto de los compañeros.

Su ascensión en la escuadra carioca fue meteórica hasta que en 2019 llegó a la primera plantilla, con tan solo 18 años. Ese año ya fue fundamental para garantizar la permanencia del equipo en la Primera División del Campeonato Brasileño.

Desde entonces sumó 79 partidos y 14 goles con la camiseta tricolor, que abandona sin haber sumado un solo título. En paralelo, también fue llamado para las categorías inferiores de la selección de Portugal, pues sus antepasados son de ese país y él obtuvo la doble nacionalidad.

En la directiva del 'Flu' siempre le vieron con potencial para ser la mayor venta de la historia del club. En 2018, un año antes de subir al elenco profesional, firmó un contrato con una cláusula de rescisión de 45 millones de euros.

A mediados de 2020, ante el creciente interés en el extranjero, el Fluminense intentó renovarle de nuevo, pues su contrato terminaba en junio de 2021, pero Marcos Paulo rechazó todas las propuestas.

En la última ventana de fichajes se le buscó una salida con la intención de recaudar un puñado de millones de euros y así reducir el agujero en los ingresos que provocó la pandemia del coronavirus.

Si bien no se llegó a ningún acuerdo y el jugador firmó un precontrato con el Atlético de Madrid en enero pasado. Como consecuencia de ello, el Fluminense apartó del primer equipo al atacante, quien desde entonces pasó a entrenarse con el combinado Sub'23.

Con todo, este lunes se consumó su traspaso 'gratis' al Atlético de Madrid. Una operación a coste cero que contrasta con los 45 millones de euros que, por ejemplo, pagó el Real Madrid por Vinicius Júnior.

Como si se tratara de una estrella consolidada, Marcos Paulo se despidió de la afición del 'Flu' el pasado miércoles, cuando expiró su contrato con la escuadra carioca, con un mensaje en sus redes sociales en el que aseguró que se marcha con "la certeza del deber cumplido".

"Viví momentos gloriosos y momentos difíciles, pero agradezco a Dios por todo lo que pasé. Han pasado 10 diez años que jamás olvidaré. Hoy, ese ciclo termina", afirmó.

"Entré siendo un niño y me voy como un muchacho del Xerém (como se conoce al Fluminense). Salgo con la certeza del deber cumplido y todavía con más sueños", añadió.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.