¿Las alertas de policía de Waze atentan contra la seguridad? En Nueva York piensan que sí

La policía de Nueva York anda disgustada con Waze, la popular aplicación usada por conductores de todo el mundo para encontrar caminos alternativos y maneras de escapar del tráfico intenso, común en las grandes ciudades.

La policía de Nueva York quiere que Google elimine inmediatamente de Waze las alertas de presencia de agentes. (Foto: Mashable)

Esto se debe a que además de los útiles servicios de navegación, la app también emite alertas a los conductores sobre la presencia en el trayecto de agentes del orden, así como de controles de velocidad y alcoholemia.

Por eso, la policía de la Gran Manzana ha enviado una carta a Google, propietario de Waze desde 2013, donde le exige que deje de mostrar los puntos de control policiacos, eliminando inmediatamente esa función.

Para el Departamento de Policía neoyorkino (NYPD), la información que permite evadir puntos de control alienta tanto a infractores viales como a potenciales delincuentes, al tiempo que pone en riesgo a otros conductores, pasajeros y al público en general.

En la comunicación, el NYPD se le planta al gigante tecnológico y asegura que “buscará todos los recursos legales para evitar la publicación continua de esta información irresponsable y peligrosa, y solicitará la cooperación de nuestros otros socios de la ley y agencias asociadas para ayudar en el esfuerzo”.

“Los usuarios que publican las ubicaciones de los puntos de control de alcoholemia pueden estar involucrados en conductas delictivas, ya que tales acciones podrían ser intentos de prevenir y/o perjudicar la aplicación de las leyes sobre manejar drogado o bajo efecto de alcohol, así como otras leyes penales y de tránsito relevantes”, agrega el texto.

NYPD llega a acusar a Google de minar tácitamente el objetivo de Nueva York de convertirse en una ciudad libre de muertes en el tráfico.

Esta no es la primera vez que Waze encuentra oposición en Estados Unidos. Anteriormente un grupo de alguaciles ya se había manifestado contra esta funcionalidad de la app.

En 2015, Charlie Beck, jefe de la policía de Los Ángeles, escribió al presidente de Google que la aplicación daba pistas para posibles acciones criminales contra los agentes.

A la queja se unió entonces Mike Brown, presidente del comité de tecnología de la Asociación Nacional de Alguaciles. “Tenemos que coordinarnos para exigir que Google se comporte de manera civilizada y elimine esta opción antes de que pongamos una demanda o tomemos medidas peores. Nos están espiando”, dijo el agente a la agencia AP.

Por su parte, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) no ve problemas legales en compartir este tipo de información entre los wazers, según publica el New York Post. “Por mucho que a la policía no le guste, el público tiene el derecho dado por la Primera Enmienda de advertir a otros sobre la actividad policial”, asegura la entidad.

Para el Departamento de Policía de Nueva York, Waze atenta contra el objetivo de la ciudad de eliminar las muertes en el tránsito. (Foto: Engadget)

La eliminación de este recurso en Waze podría abrir precedentes en otros países. En Brasil, por ejemplo, la policía ya se ha opuesto a comunidades en Internet que propagan información semejante.

En 2012, la justicia brasileña exigió que Twitter bloqueara perfiles dedicados a divulgar los locales y horarios de puntos de control de alcohol en el marco de la llamada Ley Seca.

No todos lo ven mal

Contrario a lo que piensan los departamentos de policía en EEUU, en la ciudad argentina de Neuquén, capital de la provincia del mismo nombre, ven con buenos ojos este tipo de alertas de Waze.

“Eso para nosotros no es algo de temer, a lo sumo será mejor, porque se verá que hay muchos controles, mucha cantidad de policía en las calles”, expresó el Subsecretario de Planificación Urbana, Javier Soto Mellado, al sitio lmneuquen.com a raíz del desembarque de la app en la localidad, a comienzos del pasado año.

Lo mismo opina la Oficina de Transito de Costa Rica, donde Waze está presente desde 2015. Para las autoridades ticas, los recursos de la app no afectan sus operativos y funcionan más como un aliado. De acuerdo con el viceministro del sector, la aplicación “ayuda a mejorar el uso de los recursos y saber a dónde direccionar a los policías”, explicó.