Nuevo atentado contra una estación de Policía en Ecuador

Quito, 7 nov (EFE).- El comandante general de la Policía, Fausto Salinas, informó este lunes de un nuevo atentado contra una estación de Policía en la provincia costera del Guayas, donde la semana pasada hubo varios ataques a unidades de policía, gasolineras y el estallido de coches.

"La semana pasada fue una semana difícil, complicada, para el país y especialmente para la Policía Nacional, que tuvo que enfrentar con valentía y mucha prudencia, a la vez, pero con firmeza, a los grupos delincuenciales", dijo.

En el contexto de "acciones criminales del narcoterrorismo", la semana pasada hubo seis policías fallecidos y 29 resultaron heridos.

Señaló que mantienen acciones contra los grupos delincuenciales conocidos como "los chonekillers" y los "tiguerones", pero los atentados continúan.

"Esta mañana amanecimos con un atentado contra una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) en Guayaquil, e igual, la respuesta ha sido contundente", e hizo el "uso legítimo" de las armas de fuego, dijo en la televisión Teleamazonas.

Según Salinas, en el suceso hubo "dos heridos por parte de los atacantes y una persona que tiene hematomas".

INCAUTACIONES DE DROGA

El comandante de Policía aseguró que en lo que va del año se han incautado de cerca de "170 toneladas de sustancias estupefacientes sujetas a control" y muchas organizaciones delictivas desarticuladas.

"Eso causa que el principal choque sea contra nuestros policías", dijo al señalar que el ataque ocurrido la semana pasada, sobre todo, a las estaciones de combustible "es para causar temor".

No obstante, las acciones que se han tomado desde los puestos de mando nacional y los instalados en las ciudades de Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas y Guayaquil, "están dando las acciones de prevención y respuesta que quiere el ciudadano".

Esas ciudades están en las provincias de Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas y Guayas, declaradas la semana pasada en estado de excepción por los atentados.

Salinas comentó que la mañana de este lunes en Santo Domingo de los Tsáchilas se capturó a una banda con armamento, e investigan otras ramificaciones de las organizaciones criminales.

TRASLADO DE PRESOS

Los atentados comenzaron la semana pasada el día en que las autoridades iniciaron el traslado de más de mil reos a otras cárceles para evitar el hacinamiento, según dijo la institución encargada de las prisiones.

La semana pasada, los militares y la policía intervinieron la Penitenciaría del Litoral e incautaron armas, municiones, explosivos y sistemas ilegales de comunicación.

"La respuesta de los narcodelincuentes fue intentar sembrar terror en Guayaquil, Durán, Esmeraldas y Santo Domingo", señaló la Presidencia en un vídeo, en el que el jefe de Estado, Guillermo Lasso, señaló: "Fuimos atacados deliberadamente por sabotajes y atentados terroristas orquestados por narcodelincuentes".

Esos "ataque buscaban generar miedo y caos, pero no lo han logrado", subrayó al considerar que esos actos "fueron una declaratoria de guerra" contra la ciudadanía y la democracia.

Lasso aseguró que han actuado "con determinación" y lo seguirán haciendo "con firmeza" porque el país necesita vivir en paz.

(c) Agencia EFE