Atentado en Colombia: murieron tres policías al estallar explosivos frente a una comisaría

LA NACION

CALI .- Al menos tres policías murieron y siete resultaron heridos al estallar explosivos en una comisaría del suroeste de Colombia, en momentos en que el país sufre una ola de protestas y disturbios, informaron fuentes oficiales.

El hecho ocurrió anoche en el municipio de Santander de Quilichao, en el departamento colombiano de Cauca, dijo esta mañana a la prensa el secretario de Gobierno, Jaime Asprilla.

Las protestas pacíficas del jueves contra la política económica del presidente colombiano, Iván Duque, derivaron en enfrentamientos y episodios de vandalismo que obligaron a declarar el jueves el toque de queda en Cali, y anoche, en Bogotá.

"Hoy aproximadamente a las 9.10 de la noche se presentó un impacto explosivo contra la estación de Policía del municipio de Santander. El reporte es de tres policías muertos y siete policías heridos", afirmó Asprilla.

El funcionario explicó que desconocidos instalaron una rampa frente a la estación y desde allí "dispararon los cilindros que segaron la vida de estos tres policías".

Guerra narco

El departamento del Cauca está inmerso en una espiral de violencia generada por las disputas territoriales de la disuelta guerrilla de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y los carteles mexicanos del narcotráfico.

El gobierno de Duque respondió a la ola de violencia con el anuncio de despliegue de unos 2500 militares de élite para combatir a las disidencias, señaladas como responsables de las muertes.

"Condenamos el cobarde atentado terrorista. La orden a nuestra Fuerza Pública es identificar a los responsables de este hecho", afirmó el presidente de Colombia, Iván Duque, en su cuenta de Twitter.

En la zona hay miles de hectáreas sembradas con coca y es una salida estratégica de droga por el Pacífico con rumbo a Estados Unidos. Son usuales en la región asesinatos selectivos contra líderes sociales, guardias indígenas y activistas.

A finales de octubre y principios de noviembre se registraron dos matanzas y otros asesinatos, que dejaron un saldo de 16 muertos, la mayoría indígenas, según la Defensoría del Pueblo.

Qué pasa en Colombia

Protestas, cacerolazos, bloqueos al trasporte público y saqueos se vivieron en Colombia luego de las históricas protestas del jueves.

El eje de los reclamos son las políticas tomadas por el presidente Duque que pretende imponer reformas de corte neoliberal. La respuesta del gobierno fue reunir de urgencia a su consejo de ministros y sacar a los uniformados a las calles. En Bogotá, donde se dieron los mayores disturbios, volvió a regir el toque de queda. La jornada de protesta del jueves dejó como saldo tres muertos y cientos de heridos.

De ese modo, Colombia se sumó a la oleada de reacciones populares en la región. En sintonía con la situación que vivió Ecuador y todavía sigue en desarrollo en Chile, las demandas son por un mejora en la distribución del ingreso.

Agencias AP y Reuters