Los ataques a instituciones brasileñas pueden retrasar primeras medidas económicas de Lula: fuentes

Foto de archivo del Presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva en una rueda de prensa en Brasilia

Por Bernardo Caram

BRASILIA, 9 ene (Reuters) - El ataque a las instituciones estatales en Brasil el domingo probablemente posponga las primeras acciones previstas por el equipo económico del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, dijeron el lunes a Reuters tres fuentes con conocimiento del asunto.

Presionado para presentar acciones concretas para hacer frente al déficit de las cuentas públicas del país, agravado por la aprobación en el Congreso de un paquete de gastos de miles de millones de reales para cumplir las promesas de campaña, el ministro de Hacienda, Fernando Haddad, había dicho públicamente que haría sus primeros anuncios esta semana.

El calendario de los anuncios está siendo deliberado con el Jefe de Gabinete, dijo una de las fuentes, que habló bajo condición de anonimato.

"Es posible que los anuncios se retrasen. La situación es muy complicada", dijo una segunda fuente.

Cientos de partidarios del expresidente Jair Bolsonaro vandalizaron el Congreso, el Tribunal Supremo y el palacio presidencial el domingo. Los partidarios no están de acuerdo con el reciente resultado electoral, ganado por Lula por un estrecho margen en octubre. Lula asumió el cargo el 1 de enero.

Los ataques contra las instituciones del Estado se consideran los peores desde el retorno del país a la democracia en la década de 1980.

Haddad aún tenía que decidir con Lula la lista de acciones a implementar, centrándose en medidas para aumentar los ingresos y recortar los gastos. Ahora, el ministro está participando personalmente en reuniones de urgencia con el mandatario y representantes de los demás poderes.

Otras dos fuentes del equipo económico afirmaron que los técnicos del ministerio siguen trabajando con normalidad, y una de ellas señaló que espera que los anuncios no se vean afectados por los últimos acontecimientos, que desataron la condena en Brasil y en todo el mundo.

(Reportaje de Bernardo Caram; Edición de Steven Grattan y Andrea Ricci, Editado en español por Juana Casas)