Ataques con vehículos son un desafío para las autoridades

Por DOMINIQUE SOGUEL

BASILEA, Suiza (AP) — En los campos de combate en Siria e Irak, el grupo Estado Islámico era reconocido por sus espectaculares variaciones para montar vehículos explosivos. Para los ataques en Occidente, ha sugerido un método más simple: alentando a sus milicianos a usar vehículos comunes para matar a gente que va a pie.

Los expertos dicen que los ataques donde vehículos o camiones embisten áreas populares para los peatones representan un desafío singular para las autoridades ya que se vuelve prácticamente imposible predecirlos y es fácil llevarlos a cabo. No se necesita entrenamiento avanzado ni materiales especiales. Prácticamente cualquiera puede poseer o rentar un vehículo.

Algunos sienten que esta operación con tecnología arcaica efectuada por lobos solitarios puede tener el mismo impacto psicológico que un ataque más grande y llamativo.

El miércoles cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas en Londres con esta táctica. Se trató del peor ataque en suelo británico desde los bombazos en la red de transporte el 7 de julio de 2005.

El potencial devastador de este tipo de violencia quedó dramáticamente ilustrado el verano pasado en el puerto de Niza, Francia, cuando un camión de carga embistió a la multitud que celebraba el Día de la Bastilla, dejando 86 muertos y cientos de lesionados. La Navidad pasada, un hombre condujo su camión hasta un mercado navideño en Berlín dejando 12 muertos, incluyendo el conductor.

Charlie Winter, investigador del Centro Internacional de Estudios de Radicalización y Violencia Política, con sede en Londres, dijo que lo que se teme de estos ataques es que existen relativamente pocas barreras para cometerlos. Ese método fue adoptado por Al Qaeda antes de que lo retomara el Estado Islámico.

"Se vuelve una forma de operación muy efectiva, no sofisticada, de alto impacto y muy atemorizante", agregó el académico. "No necesitas conocer a alguien que fabrique una bomba o que te compre un arma para cometer un ataque. Es algo muy difícil de enfrentar, no hay solución rápida".

Las autoridades identificaron como Khalid Masood al atacante de Londres que atropelló a peatones y apuñaló a un policía afuera del Parlamento el miércoles.

Además de los ataques con vehículos, los apuñalamientos son fuertemente promovidos por el Estado Islámico y sus simpatizantes.