Ovidio Guzmán es trasladado a penal mexicano donde fue recluido su padre

Ciudad de México, 5 ene (EFE).- En medio de un fuerte dispositivo de seguridad en Ciudad de México, Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín "el Chapo" Guzmán y quien fue detenido en la madrugada de este jueves en la ciudad de Culiacán, estado de Sinaloa, fue trasladado esta tarde-noche al penal donde fue recluido y se fugó su padre.

En una estrategia de seguridad y para no hacer pública la información, debido al caso, las autoridades mexicanas enviaron primeramente un convoy de ocho vehículos que partió cerca de las 17.30 horas (23.30 GMT) desde la Fiscalía Especializada en Materia de Delitos Organizada (FEMDO) en la capital mexicana y pasadas las 18.00 horas (00.15 GMT) desde el mismo lugar partió un helicóptero.

Ambos casos salieron desde la FEMDO con destino al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1 Altiplano -conocido también como el penal de Almoloya-, ubicado en Estado de México, donde fue recluido su padre y del que se fugó en 2015.

En las afueras del penal también se desplegó un dispositivo de seguridad con al menos una docena de vehículos del Ejército mexicano y de la Guardia Nacional.

La detención de Ovidio Guzmán ocurrió en la madrugada y derivó en diversos bloqueos, agresiones a balazos y autos incendiados en la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, noroeste del país.

Tras su captura, las Fuerzas Armadas trasladaron al hijo del "Chapo" a la capital mexicana y lo pusieron a disposición del agente del Ministerio Público federal para determinar su situación jurídica.

La detención de Ovidio ha provocado caos durante casi todo el día en la ciudad de Culiacán, donde se generaron actos violentos, entre ellos unos 19 bloqueos con vehículos incendiados y agresiones armadas, incluyendo el Aeropuerto de Culiacán y la base aérea número 10.

Además, se cerraron todos los accesos a Culiacán, cuatro de ellos desde la ciudad de Los Mochis y dos más en la salida hacia Costa Rica, Sinaloa.

También desató una serie de actos violentos en ciudades como Culiacán, Mazatlán y Los Mochis, además de cancelarsen las actividades escolares y gubernamentales en la entidad, y se pidió a la población permanecer en sus casas para mantenerse a salvo.

Las autoridades del estado Sinaloa informaron de que conforme han pasado las horas, los 19 bloqueos, con vehículos incendiados, robos y saqueos, han ido bajando en intensidad.

La jornada hasta el momento ha dejado 28 heridos y 1 agente de la Guardia Nacional muerto, junto con más de 200 autos robados y una veintena de saqueos a comercios. La nueva operación para capturar al hijo del "Chapo" sorprendió por tener lugar cuatro días antes de la visita del mandatario estadounidense, Joe Biden, para la Cumbre de Líderes de América del Norte a la que también asistirá el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Este jueves, el canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo a medios que "no hay relación entre la operación policial propiamente y lo de la Cumbre" y negó que existiera algún tipo de "intercambio" con el Gobierno de Estados Unidos.

Ebrard confirmó además que existe una solicitud de extradición en contra de Ovidio Guzmán, también conocido como "El Ratón", la cual fue girada el 19 de septiembre de 2019, poco menos de un mes antes de la primera detención de Ovidio, el 17 de octubre de ese año, operativo conocido como "culiacanazo".

Ovidio Guzmán López, junto a su hermano Joaquín Guzmán López, es acusado en Estados Unidos por cargos de asociación delictuosa relacionados con drogas ilícitas.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, los hermanos se asociaron para distribuir cocaína, metanfetaminas y marihuana en Estados Unidos provenientes de México y de otras partes del mundo de 2008 al 2018.

(c) Agencia EFE