Ataque contra las sedes del poder podría ser un ‘tiro en el pie’ para bolsonaristas, dice analista

© AP - Eraldo Peres

Los actos de vandalismo provocados por quienes invadieron los principales edificios de la República brasileña no quedará impune, prometen las autoridades. El Tribunal Supremo dio señales de firmeza cuando determinó, en la madrugada del lunes, la destitución del gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha (MDB), por 90 días. La destrucción de edificios tiene las "huellas de Bolsonaro" y los ataques generarán una reacción más contundente del Estado, dicen analistas a por RFI.

Con Raquel Miura, corresponsal de RFI en Brasilia

La decisión de destituir al gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha, firmada por el ministro Alexandre de Moraes, relator de la investigación sobre los actos antidemocráticos, responde a una petición del líder del gobierno en el Congreso, Randolfe Rodrigues (Rede/AP), y de la Procuraduría General de la Unión. Moraes también ordenó el desalojo del campamento de bolsonaristas radicales instalado frente al cuartel general del Ejército.

"La escalada violenta de los actos criminales resultó en la invasión de los edificios del Palacio del Planalto, del Congreso Nacional y de la Corte Suprema, con depredación de la propiedad pública, como fue ampliamente divulgado por la prensa nacional, son circunstancias que sólo podían ocurrir con el consentimiento, e incluso la participación efectiva, de las autoridades competentes para la seguridad pública y la inteligencia, ya que la organización de las supuestas manifestaciones era un hecho notorio y conocido, que fue difundido por los medios de comunicación brasileños", justificó el ministro del Supremo Tribunal Federal en su decisión.

Con las puertas abiertas


Leer más sobre RFI Español