El ataque contra Kirchner incide en la polarización argentina

·1  min de lectura

Hoy sábado el Congreso tiene previsto realizar una sesión especial. El repudio de todo el arco político contrasta con un ambiente cada vez más tenso entre seguidores de la vicepresidenta y antikirchneristas. El clima de polarización ha llegado incluso a instalar en algunos sectores la idea de que, pese a no aportar ningún argumento, todo responde a un montaje del peronismo

El intento de magnicidio que sufrió el pasado jueves por la noche la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner ha tensado al máximo la situación en el país. El atentado fue el primero contra un alto cargo desde que en 1983 Raúl Alfonsín reemplazó a un militar en la Casa Rosada y contó con el repudio generalizado de toda la clase política del país. Pero ese consenso dista del ambiente en la calle.

La crispación entre kirchneristas y antikirchneristas, que lleva casi dos décadas instalada de pleno en la sociedad argentina, inició una peligrosa espiral ascendente en los últimos días desde que un fiscal pidiese el pasado 22 de agosto 12 años de cárcel contra Kirchner por presunta corrupción durante sus dos Gobiernos (2007-2015). El pedido de prisión fue recibido con aplausos por detractores de la vicepresidenta y, a la vez, activó una gran ola de apoyo popular entre sus simpatizantes. Kirchner se defendió de las acusaciones por corrupción hace dos semanas con un discurso por redes sociales. Dijo que en Argentina existe un “partido judicial” que ha decidido proscribirla de la política, temeroso de que en 2023 sea candidata y obtenga un tercer mandato.

La investigación sigue abierta

(Con AFP y medios locales)


Leer más sobre RFI

Leer tambien:
Liz Truss, ¿una nueva dama de hierro en Downing Street?
Europa busca soluciones a la crisis energética