Ataque con explosivos deja dos soldados heridos en el este de Colombia

Agencia EFE

Bogotá, 10 ene (EFE).- Un atentado con explosivos contra un batallón del Ejército en el convulso departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, dejó dos soldados colombianos heridos, informaron fuentes castrenses horas después de que ocurriera otro ataque contra una base de la Fuerza Aérea en el Casanare (este).

El Comando de la Fuerza de Tarea Quirón detalló en un comunicado que el ataque ocurrió a las 18.20 hora local (23.20 GMT) en el Cantón Militar del municipio de Tame, donde detonaron explosivos improvisados.

"Como consecuencia se registran dos soldados aturdidos, quienes son atendidos en el dispensario médico de la unidad y afortunadamente se encuentran se encuentran fuera de peligro", informó el Ejército.

La institución señaló que se están realizando trabajos de "registro y verificación" para establecer los responsables del ataque, que violaron los derechos humanos e infringieron el derecho internacional humanitario.

El departamento del Arauca es uno de los más azotados por el conflicto armado colombiano por la presencia de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidencias de las FARC y bandas criminales que se disputan el control del territorio para el narcotráfico.

Este ataque en Tame ocurre horas después de que desconocidos atacaran en la madrugada de hoy una instalación de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) que queda dentro del aeropuerto de Yopal, capital del departamento del Casanare.

El comandante de la FAC, general Ramsés Rueda, aseguró a periodistas que el ataque fue perpetrado esta madrugada a las 2.20 hora local (07.20 GMT).

El oficial detalló que fueron lanzadas cargas explosivas desde un camión estacionado en los alrededores del aeropuerto y "una de ellas detonó muy cerca de las barracas en donde descansan nuestras militares femeninas".

Según el general Rueda, "una de ellas fue afectada por las esquirlas" por lo cual fue sometida a una cirugía en el hospital de Yopal y "está fuera de peligro".

Ese último ataque fue atribuido por el presidente colombiano, Iván Duque, a la guerrilla del ELN, quien dijo que es una demostración más de que ese grupo "no tiene ninguna voluntad de paz con Colombia".

Duque calificó de "acto cobarde y miserable" el ataque y aseguró que "es una reacción a la presión que ha venido ejerciendo la fuerza pública y ellos (el ELN) siempre tratan de afectar unidades militares".

Los diálogos de paz del anterior Gobierno colombiano con el ELN, que comenzaron en febrero de 2017, quedaron en suspenso con la llegada al poder de Duque quien al asumir la Presidencia, el 7 de agosto de 2018, condicionó la continuidad de las negociaciones a que esa guerrilla deje en libertad a todos los secuestradas y renuncie a esa y otras actividades delictivas.

Sin embargo, el proceso quedó en punto muerto tras el atentado con coche bomba cometido por el ELN el 17 de enero de 2019 contra una Escuela de la Policía en Bogotá, que dejó 22 cadetes muertos y 66 heridos.

(c) Agencia EFE