Ataque contra Cristina Kirchner: Caputo Hermanos rechazó los allanamientos solicitados por el fiscal

La propiedad en Añelo, Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén
La propiedad en Añelo, Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén

La empresa Caputo Hermanos rechazó hoy el pedido de allanamiento solicitado ayer por el fiscal Policcita sobre once inmuebles vinculados a la compañía. En el descargo presentado ante la justicia, también se propuso a Matías Cúneo Liberona como abogado defensor y se reclamó el acceso al expediente virtual de la causa.

A lo largo del escrito, la defensa de Flavio Caputo, presidente del directorio de Caputo Hermanos S.A., apuntó contra la conexión que se establece entre la compañía y los integrantes de “Revolución Federal”.

“No, señor Juez, no cierra por ningún lado esa descabellada conexión ilícita que se pretende instalar en este expediente entra la sociedad amónima que presido y el supuesto accionar de los imputados/procesados. Caputo Hermanos no sabía nada de todo ello. Ni tenía por qué saberlo”, se aclaró en el descargo presentado ante el juez Marcelo Martínez de Giorgi.

A lo largo del descargo, nuevamente se aclaró que se contrató a la carpintería de Morel para que le vendiera objetos que estaban destinados a equipar inmuebles que estaban construyendo en Añelo, Vaca Muerta, Neuquén, donde la mano de obra es “escasa y muy cara”.

Asimismo, la defensa de Caputo rechazó el pedido de allanamientos solicitados por el fiscal Pollicita pero insistió en su “plena disposición” de presentarse ante el juzgado y explicar ante el Fiscal “cuanta duda exista en relación a la compañía”. Sin embargo, se pidió “por favor” que no se practique ningún registro domiciliario “innecesario”.

“A esta parte le sorprende sobre manera leer y escuchar en los medios de comunicación que la empresa que dirijo, como también algunos de sus proveedores, podrían ser allanados a pedido de la Fiscalía, ya que permanentemente estuve a disposición de VS y aporté cuanta documentación hizo falta para aclarar de la actividad comercial de Caputo Hermanos SA y la desgraciada conexión (de servicios laborales circunstanciales) con quienes habría resultado integrantes de una organización hasta hace poco desconocida por todos”, se sostuvo en el descargo.

“El inmerecido desprestigio y las consecuencias negativas- de todo tipo- que pueden derivarse de algún registro domiciliario injusto e indebido, cuando se ha puesto a disposición todo cuanto se consideró pertinente y útil, no es cuantificable por parte de VS y el Ministerio Público. El daño será irreparable, sobre todo por el interés de ciertos medios de comunicación en llenar de titulares las calles”, se concluyó al respecto.

Por otro lado, en el escrito presentado ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°8 se propuso al letrado Dr Matías Cúneo Liberona como “letrado defensor de confianza” y por ende también se estableció un domicilio legal.

El pedido de Pollicita

El descargo se da luego de que el fiscal federal Gerardo Pollicita solicitara ayer que se libren “órdenes de presentación con allanamiento en subsidio” sobre once inmuebles vinculados a Caputo Hermanos S.A. y a empresas y proveedores invocados por esa firma y por Jonathan Morel en el marco de la causa por la que está procesado el referente de Revolución Federal junto a otros tres miembros de esa organización.

El requerimiento que el fiscal presentó ayer por la mañana al juez Marcelo Martínez de Giorgi tiene por objetivo esclarecer la naturaleza del vínculo entre Morel y Caputo Hermanos S.A.: se busca aclarar si esa empresa financió las actividades de Revolución Federal o si efectivamente lo contrató para trabajos de carpintería realizados para un edificio construido en Neuquén, como declaró.

Morel, Leonardo Sosa, Sabrina Basile y Gastón Guerra, todos miembros de Revolución Federal, están procesados bajo la acusación de haberse organizado para llevar a cabo “un plan criminal, que tuvo por objeto imponer sus ideas y combatir las ajenas por la fuerza o el temor”, que incluyó la proliferación de consignas violentas en redes sociales y la multiplicación de manifestaciones en las calles con el objetivo de intimidar a dirigentes políticos y militantes principalmente ligados al oficialismo.

”Es necesario el desarrollo de la correspondiente profundización de la investigación al respecto, en pos de reconstruir los sucesos acontecidos en la realidad, determinando si existió una vinculación de la sociedad en sí al financiamiento del accionar ilícito del grupo o si, de contrario, efectivamente la versión de los hechos adoptada por Morel resulta veraz”, sostuvo el fiscal Pollicita al requerir las medidas para investigar el financiamiento de Revolución Federal.

La versión de Morel es que todo el dinero que le ingresó desde Caputo Hermanos sería exclusivamente como contraprestación de los servicios comerciales brindados desde su carpintería en Boulogne, provincia de Buenos Aires, para el fideicomiso Espacio Añelo, y puntualmente en función del amoblamiento del edificio ubicado en la intersección de las rutas provinciales 7 y 17, en Añelo, provincia de Neuquén.

Con información de Télam