Atala pide a excompañero de Ventaneando: "No me molesten"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- La salida de Atala Sarmiento de TV Azteca, hace tres años, fue todo un escándalo; en ese entonces se dijo que había quedado fuera de la televisora por varios problemas con su, entonces, jefa Pati Chapoy, aunque más tarde se reveló que fue por diferencias en su contrato.

A partir de ahí, Sarmiento se convirtió en una persona no grata para la empresa del Ajusco, hasta su regreso en mayo de este año, para conducir el reality "Soy famoso ¡sácame de aquí!". Aunque la relación con sus excompañeros de "Ventaneando", parecía ser cordial, todo parece indicar que solo fue una pantalla, pues asegura que no han dejado de atacarla.

Todo inició tras la salida de Sandra Smester, antigua directora de contenidos de Azteca, pues aunque muchos de los integrantes de "Ventanendo" aseguraron que la ejecutiva había sido una tirana, ella no tuvo más que palabras bonitas: "Sandra es una gran profesional. Una mujer súper inteligente y trabajadora. Creo que hizo perfecto en ir a Telemundo", dijo Sarmiento.

Estas palabras no cayeron a bien para varios de sus excolgeas, en especial para Ernesto Hernández, colaborador del programa y quien arremetió contra la conductora en redes sociales: "Ay qué les digo... en el pecado lleva la penitencia. Yo lo llamaría ¡Help necesito work! Parafraseando a mi querido Kokin", escribió.

El mensaje de Hernández llegó hasta la madre de Atala, lo que provocó su furia y a través de una intervención en vivo, decidió poner un alto a las burlas y ataques que todavía recibe. Para iniciar, aclaró que en todos sus años de carrera nunca ha necesitado hablar bien de alguien para conseguir trabajo, además reveló que Hernández se ha convertido en una persona tóxica, pues se crea perfiles falsos para inventar "tonterías sobre su persona".

"¿De verdad les pica tanto saber qué hago y qué no hago, qué digo y que no digo? ¿De verdad es tanta su curiosidad?", dijo.

Atala lamentó que ninguno de sus excompañeros hayan superado lo que pasó hace tanto tiempo y les suplicó que pasen la página y la dejen en paz: "Yo estoy haciendo mi vida, les deseo de todo corazón que hagan la suya. Por favor, yo no los estoy molestando, yo no contesto sus agresiones, yo no respondo a sus burlas, yo no los he criticado ni en entrevistas ni con colegas", agregó.

Por último, Atala considera que no es necesario que tengan que atacarla para demostrar su lealtad a otra persona, mucho menos con el fin de destruirla o humillara: "Yo estoy feliz, no me molesten, quiero seguir así", finalizó.