Un aliado inesperado para atacar tumores cancerosos: las bacterias de tu intestino

·5  min de lectura
Bacterias intestinales | imagen wikipedia
Bacterias intestinales | imagen wikipedia

Microbiota es un término científico que está de moda. Dejando a un lado las consideraciones filosóficas sobre qué nos hace ser nosotros mismos, resulta sorprendente saber que en nuestro interior habitan millones y millones de microorganismos diferentes, en tal cantidad (y diversidad) que si hiciéramos un cálculo aproximado llegaríamos a la conclusión de que la mitad de nuestras células, no son “realmente nuestras”. El cuerpo humano está poblado por unos 100 trillones de microorganismos, lo que equivale al mismo número del total de células humanas. Si solo contáramos las bacterias, descubriríamos que en nuestro cuerpo habitan más de 10.000 especies diferentes, a las que hay que sumar virus, hongos, arqueas, protistas… una espectacular pluralidad de vida interconectada que estamos empezando a estudiar y a comprender. Podríamos decir que somos “mitad humano, mitad bacterias” y aunque esto suene preocupante, se estima que menos del 1% de esos microorganismos pueden llegar a ser perjudiciales, el resto de ellos convive con nosotros en simbiosis, colaborando, a veces entorpeciendo, aprovechándose o incluso influyendo de manera muy importante en el funcionamiento diario de nuestro organismo.

El Proyecto Microbioma Humano comenzó hace ya diez años. Por aquel entonces apenas contábamos con un centenar de artículos sobre este tema, hoy se publican miles de estudios cada año. Hemos descubierto que la diversidad de microbios en nuestro organismo es enorme, sabemos que heredamos buena parte de estos microbios de nuestra madre al nacer y a partir de ahí comenzamos a reunir nuestra propia y única Microbiota. También sabemos que no es fija y que cambia con la edad, dependiendo de un enorme abanico de factores como la dieta, el ambiente, los fármacos que utilizamos frecuentemente, o incluso de si hemos tenido mascotas. Hemos visto que la mayor parte de nuestra Microbiota se encuentra en nuestro sistema gastrointestinal, lo que llamamos popularmente “flora intestinal” y que estos microorganismos son capaces de influir en nuestra propia conducta. En resumen, los últimos años han supuesto un conjunto fascinante de descubrimientos y solo estamos empezando a arañar la superficie.

Uno de los más recientes hallazgos en este campo se ha publicado hace tan solo unos días en la prestigiosa Science gracias al trabajo de un equipo de investigadores de la Universidad de Calgary en Canadá. Los autores del estudio publican sus descubrimientos sobre qué bacterias intestinales ayudan a nuestro sistema inmunológico a combatir los tumores cancerosos y cómo lo hacen. En una nota de prensa publicada por la Universidad, la Dra. Kathy McCoy, señala que han sido capaces de averiguar cómo “ciertas bacterias mejoran la capacidad de las células T, los soldados inmunitarios del cuerpo, que atacan y destruyen las células cancerosas".

Los investigadores Lukas Mager y Kathy McCoy responsables principales del studio publicado | imagen Cumming School of Medicine, Calgary
Los investigadores Lukas Mager y Kathy McCoy responsables principales del studio publicado | imagen Cumming School of Medicine, Calgary

El primer paso de este trabajo fue identificar las especies de bacterias que se asocian con tumores de cáncer colorrectal cuando se tratan con inmunoterapia. Utilizando modelos animales, ratones libres de gérmenes, introdujeron estas bacterias específicas junto con la inmunoterapia concreta para este tipo de cáncer. Los resultados mostraron que esas bacterias eran “esenciales para el funcionamiento de la inmunoterapia. Los tumores se redujeron drásticamente en los ratones con esas bacterias, mientras que en los ratones de control que no recibieron las bacterias beneficiosas, la inmunoterapia no tuvo ningún efecto”.

“Descubrimos que estas bacterias producen una molécula pequeña, llamada inosina”, explica Lukas Mager, autor principal del estudio. "La inosina interactúa directamente con las células T y, junto con la inmunoterapia, mejora la eficacia de ese tratamiento, y en algunos casos, es capaz de destruir todas las células del cáncer colorrectal".

Animados por este éxito, los investigadores se lanzaron a probar esas bacterias en otros tipos de cáncer, como el de vejiga o en el terrible melanoma, y los resultados fueron igualmente satisfactorios. Tras validar estos resultados, el siguiente paso será estudiar sus efectos en seres humanos con la ventaja adicional de que estas tres bacterias beneficiosas asociadas con los tumores y utilizadas en ratones, también se han encontrado en diferentes tipos de cáncer de en humanos.

Hace un tiempo, en esta sección de Yahoo explicábamos todas las fases de un medicamento o terapia, y distinguíamos claramente los ensayos en animales y el difícil salto en fases de ensayos clínicos con humanos. Sin embargo, las perspectivas son optimistas y los autores señalan que este descubrimiento “puede proporcionar una nueva comprensión de por qué la inmunoterapia, un tratamiento para el cáncer que ayuda a amplificar la respuesta inmunitaria del cuerpo, funciona en algunos casos, pero no en otros”.

Los resultados publicados demuestran que combinar la inmunoterapia con terapia microbiana específica puede aumentar la capacidad del sistema inmunológico para reconocer y atacar las células cancerosas en algunos tipos de cáncer y, aunque el trabajo se ha realizado en ratones, resulta prometedor saber que el Microbioma humano también posee esas tres especies de bacterias utilizadas en el estudio.

Más avances médicos en Yahoo que te interesarán:

Referencias científicas y más información:

Mager, Lukas F., et al. “Microbiome-Derived Inosine Modulates Response to Checkpoint Inhibitor Immunotherapy”. Science, agosto de 2020. DOI:10.1126/science.abc3421.

University of Calgary “Researchers discover the microbiome’s role in attacking cancerous tumours

Science Daily “Researchers discover the microbiome's role in attacking cancerous tumors

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.