Cinco atacantes muertos en una operación suicida en una base rusa en Siria

Agencia EFE
·2  min de lectura

Beirut, 1 ene (EFE).- Un grupo de atacantes suicidas intentó asaltar este viernes una base militar rusa en Tal al Samen, en una zona controlada por las fuerzas kurdas en el noreste de Siria, tras hacer detonar un coche bomba en su entrada, pero su asalto fue frustrado por las tropas de Moscú.

Tras la deflagración esta madrugada de un vehículo cargado de explosivos en las inmediaciones de la base, cinco insurgentes trataron de infiltrarse en su interior, pero las fuerzas rusas allí desplegadas consiguieron matarles antes de que consiguieran su propósito, informó una fuente de seguridad a la agencia de noticias kurda Hawar.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó en un comunicado que dos atacantes aparcaron el coche bomba fuera de las instalaciones militares y abrieron fuego contra ella antes de retirarse, en una acción que causó un número indeterminado de heridos en las filas rusas.

La ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, alertó de que este es el primer ataque con coche bomba en el noreste del país árabe, donde amplias áreas como esta están controladas por la alianza liderada por kurdos Fuerzas de Siria Democrática (FSD).

Un presunto comunicado del grupo extremista Hurras al Din (Guardianes de la Religión), una escisión de antiguos miembros del Frente al Nusra, la exfilial siria de Al Qaeda, ha circulado en las redes sociales reclamando la autoría del ataque, pero su veracidad no ha podido ser comprobada independientemente.

Hurras al Din opera principalmente en la provincia noroccidental de Idlib, último bastión opositor en el país, y no tiene presencia en la zona de la acción de hoy.

La base de Tal al Samen está ubicada a pocos kilómetros de la localidad de Ain Issa, donde en las últimas semanas se han sucedido enfrentamientos entre las FSD y los rebeldes proturcos, que lanzaron recientemente una ofensiva para tomar la importante carretera M4 en la que se encuentra.

Aunque Ain Issa está en manos de las fuerzas kurdas, en la zona están presentes tropas rusas, aliadas de Damasco, en línea con el pacto alcanzado hace un año para acabar con una ofensiva turca en el noreste del país, dirigida a acabar con la presencia de las FSD, cuyo principal grupo Ankara considera terrorista.

(c) Agencia EFE