Ataque en Puente de Londres centra la campaña electoral británica en la seguridad

Por Costas Pitas y Guy Faulconbridge
1 / 4

Ataque en Puente de Londres centra la campaña electoral británica en la seguridad

Oficiales forenses trabajan en la escena de un apuñalamiento en el Puente de Londres, en el que dos personas fueron asesinadas, en Londres, Reino Unido

Por Costas Pitas y Guy Faulconbridge

LONDRES, 30 nov (Reuters) - El ataque en el Puente de Londres puso el sábado a la seguridad en el primer lugar de la agenda política británica a pocos días antes de una elección anticipada, luego de que la policía dijo que el agresor había sido condenado previamente por delitos de terrorismo pero había sido dejado en libertad.

Vestido con un falso chaleco suicida y portando cuchillos, Usman Khan perpetró su ataque poco antes de las 2 de la tarde del viernes tras una conferencia sobre rehabilitación cerca del Puente de Londres. El británico de 28 años fue derribado por transeúntes y luego abatido a tiros por la policía.

La policía dijo el sábado que Khan había sido condenado en 2012 por su participación en un complot inspirado en Al Qaeda para hacer estallar la Bolsa de Valores de Londres. Sin embargo, quedó en libertad condicional en diciembre de 2018.

Jeremy Corbyn, líder del opositor Partido Laborista, criticó las políticas de seguridad del gobierno.

"Debe haber una investigación muy completa", dijo Corbyn, que busca derrotar al primer ministro Boris Johnson en las elecciones del 12 de diciembre, las que según los sondeos ganarán los conservadores.

"Creo que también hay preguntas sobre qué está haciendo el servicio de libertad condicional", dijo el líder del principal partido opositor.

Más temprano, Johnson dijo que el ataque en el Puente de Londres fue un acto terrorista y prometió poner fin a una práctica mediante la cual personas acusadas de delitos graves pueden salir automáticamente de prisión de forma anticipada.

"Hace tiempo que digo que este sistema simplemente no funciona", dijo el sábado Johnson después de visitar el lugar del ataque.

El Estado Islámico dijo que el ataque del viernes fue llevado a cabo por uno de sus combatientes, según su agencia de noticias Amaq. El grupo no proporcionó ninguna evidencia para respaldar su afirmación.

Un hombre y una mujer murieron en el ataque. Medios locales identificaron a una de las víctimas como Jack Merritt, coordinador del curso Learning Together, un programa de rehabilitación de reclusos que celebró la conferencia en Fishmongers' Hall.

Según el Servicio Nacional de Salud, tres personas permanecen hospitalizadas. Dos de las víctimas están en condición estable, mientras que la otra presenta lesiones menos graves.

La policía dijo que continúa investigando el ataque, pero el principal oficial antiterrorista del país aseguró que no están buscando a otros sospechosos.

"No hemos encontrado evidencia que sugiera que alguien más estuvo involucrado en este ataque", dijo Neil Basu. "Nuestra prioridad investigativa en este momento es garantizar que no haya una amenaza para la gente".


(Escrito por Costas Pitas y Guy Faulconbridge; editado en español por Andrea Ariet y Rodrigo Charme)