“Me asusta mucho”: Hombre detrás de ley de matrimonio homosexual teme que sea anulada después de Roe vs. Wade

·8  min de lectura
El caso de Jim Obergefell llevó a la legislación sobre el matrimonio homosexual en EE.UU. (Photo by Alex Wong/Getty Images)
El caso de Jim Obergefell llevó a la legislación sobre el matrimonio homosexual en EE.UU. (Photo by Alex Wong/Getty Images)

El hombre cuyo caso histórico en la Corte Suprema de EE.UU. condujo a la legalización del matrimonio homosexual en ese país dijo que la opinión mayoritaria de la corte sobre el caso Roe vs. Wade “me asusta muchísimo” ya que aumentan los temores de que los derechos LGBT+ puedan ser anulados pronto.

Jim Obergefell emitió un comunicado el martes en el que advierte que los derechos humanos más básicos ahora están “sitiados” luego de la filtración el lunes por la noche del borrador de opinión de la Corte Suprema que amenaza con deshacer 50 años de derecho al aborto de una sola vez.

“La extrema Corte Suprema de EE.UU. no debería anular décadas de ley establecida y negar los derechos humanos más básicos a la salud de las personas embarazadas para que tomen sus propias decisiones sobre sus vidas y sus cuerpos”, expresó.

“La parte triste es... que cinco o seis personas determinarán la ley del país e irán en contra de la gran mayoría de los estadounidenses que apoyan de forma abrumadora el derecho de una persona a tomar sus propias decisiones de salud y el derecho de una pareja a casarse”.

“Este es un día triste, pero no ha terminado. Hemos peleado la buena batalla durante demasiado tiempo como para que ahora se nos nieguen nuestros derechos”.

Obergefell se encontró en el centro de la lucha de la comunidad LGBT+ para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2013 cuando se casó con su pareja de muchos años, John Arthur.

La pareja, que vivía en Ohio, donde el matrimonio entre personas del mismo sexo era ilegal, tuvo que volar a Maryland para poder casarse.

Se casaron dentro de un avión médico en la pista del aeropuerto ya que Arthur estaba gravemente enfermo de esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad del sistema nervioso.

Solo tres meses y 11 días después, Arthur murió y el estado de Ohio se negó a incluir a su pareja durante 22 años como su cónyuge legal en su certificado de defunción debido a la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado.

Siguió una batalla legal de dos años, que llegó hasta la Corte Suprema.

En 2015, la corte emitió su fallo histórico en Obergefell vs. Hodges, con el que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país y marcó el mayor paso adelante para los derechos LGBT+ en la historia de EE.UU.

Ahora, los activistas por los derechos LGBT+ temen que esta ley también pueda ser atacada luego de la votación de la Corte Suprema para derogar el derecho al aborto en todo el país.

Obergefell le comentó a CNN que si bien el retroceso del derecho al aborto marca “un día oscuro para las mujeres de nuestra nación”, teme que también signifique que “la igualdad en el matrimonio es lo próximo” en ser potencialmente eliminada.

“Me asusta muchísimo”, confesó.

Obergefell señaló que si las protecciones ofrecidas por el derecho a la privacidad de la Enmienda 14 están bajo ataque, esto podría extenderse más allá de los derechos reproductivos y el acceso al aborto.

“Muchos de los derechos que disfrutamos, sobre todo la comunidad LGBTQ+, se basan en derechos no enumerados bajo la Enmienda 14: el derecho a la privacidad”, detalló.

“Si la Constitución no describe específicamente, por escrito, ese derecho a la privacidad, entonces todos esos derechos que se han afirmado para nosotros que se basan en el derecho a la privacidad bajo la Enmienda 14 están en riesgo”.

Los grupos de derechos LGBT+ y los legisladores demócratas también expresaron su preocupación de que, al anular Roe vs. Wade, la Corte Suprema ataca los derechos constitucionales a la privacidad en los que se basan muchas otras leyes.

La congresista demócrata progresista Alexandria Ocasio-Cortez tuiteó que la corte también “viene por” el matrimonio homosexual y los derechos civiles.

“Como hemos advertido, SCOTUS no solo viene por el aborto, sino por el derecho a la privacidad en el que se basa Roe, el cual incluye el matrimonio homosexual + los derechos civiles”, tuiteó.

“Manchin bloquea la codificación de Roe por parte del Congreso. Al parecer la Cámara se ha olvidado de Clarence Thomas. Estos 2 puntos deben cambiar”.

En la opinión filtrada de la Corte Suprema sobre el acceso al aborto, el juez Alito escribe que el derecho al aborto no está “arraigado de forma profunda en la historia y la tradición de esta nación” y era “por completo desconocido en la ley estadounidense... hasta la última parte del siglo XX”, algo que también se aplica a los derechos LGBT+ que se establecieron en el país incluso después del derecho al aborto.

Sin embargo, escribe que el mismo razonamiento no se aplicaría a otros fallos sobre “relaciones sexuales íntimas, anticoncepción y matrimonio” porque el derecho al aborto es “fundamentalmente diferente” en el sentido de que “destruye” la vida.

El lunes por la noche, Politico publicó un borrador de opinión mayoritaria de la Corte Suprema de EE.UU. el cual reveló que el tribunal más alto de la nación había decidido anular el histórico fallo del caso Roe vs. Wade que otorga a las estadounidenses el derecho constitucional al aborto.

Escrito por el juez Samuel Alito, reveló que él y otros cuatro jueces conservadores, Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, votaron para anular el fallo.

Los jueces liberales Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan discreparon, aunque no está claro cómo planeaba votar el presidente de la Corte, John Roberts.

En el dictamen, la mayoría comentó que el fallo se dio en el pasado y que las decisiones sobre el acceso al aborto deberían ser decididas por los políticos, no por los tribunales.

“Sostenemos que Roe y Casey deben ser anulados”, escribe el juez Alito en la opinión mayoritaria.

“Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes electos del pueblo”.

El tribunal redactó la opinión después de aceptar escuchar un caso en torno a una ley de Mississippi que criminalizaba los abortos después de las 15 semanas.

Los jueces escucharon argumentos orales sobre Dobbs vs. Jackson Women's Health Organization en diciembre, el primer gran desafío por el derecho al aborto frente a la nueva mayoría conservadora.

Nunca en la historia de la Corte Suprema se ha filtrado un borrador de opinión y la corte, que confirmó la autenticidad del borrador el martes, prometió investigar cómo sucedió.

Manifestantes se reúnen afuera de la Corte Suprema en respuesta a la opinión mayoritaria (AP)
Manifestantes se reúnen afuera de la Corte Suprema en respuesta a la opinión mayoritaria (AP)

La opinión es un borrador y es posible que los votos cambien antes de su publicación, que se esperaba para fines de junio.

Sin embargo, si se publica tal como está, dará marcha atrás en el derecho al aborto y el acceso a la salud reproductiva para millones de mujeres en todo EE.UU. y dejará a muchas sin otra opción que llevar a término un embarazo no deseado o buscar opciones ilegales de atención médica potencialmente peligrosas.

La decisión de la corte colocará la decisión en el poder de los estados individuales para determinar si los abortos son legales o no, en un momento en que los estados liderados por republicanos ya han tomado medidas para restringir o prohibir por completo el acceso al aborto en los últimos meses.

Se espera que alrededor de la mitad de todos los estados de EE.UU. prohíban el aborto por completo tan pronto como se revoque Roe, incluidos 13 estados con las llamadas prohibiciones “de activación” que entrarían en vigencia inmediatamente cuando se levante el fallo.

El año pasado, Texas abrió el camino al introducir la ley de aborto más extrema en EE.UU. y socavar de forma efectiva Roe vs. Wade.

La “Ley de latidos del corazón de Texas” prohíbe los abortos a partir del momento en que se pueden detectar los latidos del corazón del feto, generalmente después de solo seis semanas, un tiempo antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas.

La ley de Texas no hace excepciones para las mujeres que son víctimas de violación o incesto y otorga a los ciudadanos privados el derecho de demandar a cualquiera que se haga un aborto o ayude a alguien a hacerse uno.

Si bien la ley limitaba drásticamente el acceso, el derecho legal de una mujer a abortar en EE.UU. estaba protegido por Roe vs. Wade.

Alrededor de dos docenas de otros estados, incluidos Alabama y Oklahoma, tienen leyes listas para prohibir de forma efectiva el aborto si se anula Roe vs. Wade.

En 1973, el histórico fallo Roe vs. Wade reconoció el derecho constitucional de una mujer a elegir abortar en todo EE.UU. por primera vez y lo legalizó en todo el país.

Años más tarde, el caso Planned Parenthood vs. Casey reafirmó ese fallo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.