Los asuntos más destacados en la "cumbre" virtual Biden-Xi

·4  min de lectura
Uigures, tibetanos, hongkoneses y taiwaneses se manifiestan frente a la Casa Blanca para pedir a Joe Biden que defienda los derechos humanos en su reunión con Xi Jinping, el 14 de noviembre de 2021 en Washington (AFP/Nicholas Kamm)

De Taiwán al comercio, pasando por el clima y el covid-19, varios asuntos integran la nutrida agenda de la primera "cumbre" virtual entre el presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo estadounidense, Joe Biden.

Esta reunión entre las dos principales potencias del mundo tendrá lugar mediante video este lunes por la noche, de acuerdo al horario de Washington, martes de mañana en Pekín.

Ambos ya han mantenido dos conferencias telefónicas desde que Biden ocupó la Casa Blanca, en enero.

- Taiwán

La aviación militar china ha intensificado sus incursiones en el espacio aéreo de Taiwán, isla que Pekín reivindica como parte de China, y a la cual Washington apoya militarmente.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, confirmó a fines de octubre la presencia de un pequeño grupo de entrenadores militares estadounidenses en Taipéi, lo que enardeció al Ejecutivo chino.

Biden provocó sorpresa el mes pasado cuando afirmó que su país tenía "un compromiso" de defender a Taiwán en caso de un ataque por parte de China, lo que pareció romper la tradicional ambigüedad estratégica de Washington al respecto.

China, por su parte, insta a Estados Unidos a dejar de apoyar a Tsai, a quien acusa de querer imponer una independencia formal de la isla.

- Seguridad

Los dos países mantienen posiciones opuestas respecto a la cuestión del mar de China Meridional, reclamado por el gobierno chino, en tanto Washington y sus aliados realizan allí operativos de "libre navegación". En septiembre, las autoridades chinas denunciaron la venta de submarinos estadounidenses a Australia en el marco de una nueva alianza entre Canberra, Washington y Londres en el Indo-Pacífico.

- Comercio

Desde que asumió la presidencia, Biden no ha dado marcha atrás en la guerra comercial lanzada en 2018 por su antecesor, Donald Trump. Estados Unidos sigue imponiendo aranceles punitivos a muchos productos chinos.

Grandes grupos estadounidenses han instado a Washington a negociar con Pekín para eliminar estas tasas, que aumentan sus costos de producción.

Durante una tregua a comienzos de 2020, ambos países acordaron que China compraría productos estadounidenses adicionales por un monto de 200.000 millones de dólares (unos 175.000 millones de euros) durante dos años. Pero, según Washington, China sigue estando lejos de esa cifra.

El fabricante de aviones Boeing espera un megapedido chino antes de fines de este año con el objetivo de reequilibrar el comercio trans-Pacífico, de acuerdo a fuentes cercanas al sector aeronáutico.

- Tecnología

La administración Trump incluyó en su lista negra a empresas chinas del sector tecnológico, sospechosas de amenazar la seguridad del país norteamericano. Las empresas estadounidenses no pueden comprarles ni venderles productos sin una autorización.

Por su parte, la administración Biden ha ampliado esa lista y el mes pasado,retiró su licencia al operador China Telecom.

Y en la mira de Washington está particularmente Huawei, el gigante de las telecomunicaciones, líder mundial en equipos 5G, nueva generación de Internet móvil.

Los dos países han llegado a un apaciguamiento en esta cuestión: Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, pudo retornar a China a fines de septiembre, tras pasar casi tres años en libertad condicional en Canadá, por solicitud de Estados Unidos.

- Sanciones

La administración Biden comparte la acusación de "genocidio" en Xinjiang, región del noroeste chino, cuya población es mayoritariamente de uigures musulmanes.

Pekín solicita el levantamiento de las sanciones impuestas a funcionarios chinos a causa de esta cuestión, así como aquellas en reacción a la creciente influencia del gobierno chino en Hong Kong. En represalia, Pekín ha sancionado a funcionarios estadounidenses.

- Consulados

El año pasado, en el punto álgido de las tensiones bilaterales, ambos países decidieron mutuamente cerrar consulados: el de China en Houston (sur) y el de Estados Unidos en Chengdu (suroeste).

Un medio de comunicación estadounidense afirmó la semana pasada que ambas misiones diplomáticas podrían reabrir tras la cumbre, lo que fue desmentido por Washington.

- Visados

El año pasado, Washington revocó centenares de visados a estudiantes e investigadores chinos, citando riesgos de espionaje. La administración Trump también designó a medios chinos como "agentes extranjeros". China, por su parte, expulsó 'de facto' a más de una docena de corresponsales estadounidenses al no renovarles sus visas.

- Covid-19

Biden acusa al gobierno chino de ocultar "información clave" sobre el origen del covid-19, descubierto a fines de 2019 en Wuhan (centro). El régimen de Xi Jinping considera este pedido de transparencia como una "manipulación política".

- Clima

En un inusual acercamiento, los dos mayores contaminadores del planeta llegaron la semana pasada a un acuerdo para trabajar juntos en la lucha contra el cambio climático, durante la conferencia de la ONU en Glasgow, Escocia (COP 26). Aunque sea un tanto vago, este acuerdo evitaría que la crisis climática sea eventualmente tomada como "rehén" en esta rivalidad bilateral.

bar/sbr/pz/age/jvb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.