‘Asumo toda la responsabilidad y me arrepiento de mis acciones’: Rosenberg explica su abrupta salida de FIU

Pedro Portal/pportal@miamiherald.com

Rompiendo su silencio sobre por qué renunció abruptamente el viernes como presidente de la Universidad Internacional de Florida, Mark Rosenberg dijo que había dimitido después de 12 años porque había “causado incomodidad a un colega valioso”, y reconoció que “sin querer creé un enredo emocional [no físico]” con ese empleado de la FIU, dijo en un comunicado que su abogado envió al Miami Herald el domingo por la mañana.

Rosenberg, en el comunicado dirigido a la comunidad de la FIU, dijo: “Me he disculpado. Me disculpo contigo. Asumo toda la responsabilidad y me arrepiento de mis acciones”.

Rosenberg no nombró al empleado en su declaración.

Rosenberg, de 72 años, que ha estado en FIU durante más de 40 años, comenzando como profesor asistente de ciencias políticas en 1976, dijo que el impacto de cuidar a Rosalie, su esposa de 47 años que tiene demencia avanzada y cuya condición ha empeorado en los últimos meses, afectó su salud mental y, en consecuencia, provocó el incidente con un empleado de la FIU.

La declaración no reveló más detalles sobre lo que sucedió entre Rosenberg y el miembro del personal de la FIU.

“Hasta hace muy poco, había sido bendecido con la capacidad de hacer malabarismos con los desafíos que vienen con mi puesto en FIU y las necesidades de mi esposa de 47 años: Rosalie, una diabética tipo 1 con insulina durante 45 años, tiene demencia avanzada, M.S. y está en gran parte del tiempo en silla de ruedas. He sido su cuidador nocturno durante más de una década”, dijo en el comunicado.

“Pero la condición de Rosalie entró en una nueva etapa en los últimos meses, lo que resultó en un mayor debilitamiento cognitivo. Cuando finalmente me di cuenta del impacto que su condición tenía en mi bienestar personal a fines de octubre de 2021, busqué servicios profesionales de salud mental y todavía estoy bajo el cuidado de un especialista”.

Dean Colson, presidente de la Junta de Fideicomisarios de la FIU, emitió un comunicado el domingo por la mañana explicando por qué la junta tuvo poco que decir cuando anunció la salida de Rosenberg el viernes, publicando una breve declaración de tres párrafos de que la junta había aceptado su renuncia. La declaración del viernes de la junta no dijo nada sobre los logros de Rosenberg como presidente, que incluyeron obtener una donación de $40 millones de MacKenzie Scott, el filántropo que le dio a FIU su mayor donación sin restricciones en sus 50 años de historia.

“La declaración del Dr. Rosenberg brinda una mayor comprensión de su renuncia el viernes”, escribió Colson en la declaración del domingo. “También proporciona una idea de por qué la Junta no creía que el viernes fuera el momento apropiado para celebrar los muchos logros de FIU en los últimos 13 años. Estamos profundamente entristecidos y decepcionados por los acontecimientos que requieren su renuncia.

“Debido a consideraciones de privacidad de los empleados, FIU no hará más comentarios en este momento. FIU tiene sólidas políticas de conducta en el personal y en el lugar de trabajo, se toma en serio toda conducta en el lugar de trabajo y sigue comprometida con hacer cumplir sus políticas de manera exhaustiva y rápida”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.