Asume nueva ministra de Salud de Argentina en medio de escándalo por vacunaciones privilegiadas

·2  min de lectura
IMAGEN DE ARCHIVO. Carla Vizzotti, la nueva ministra de Salud de Argentina, aparece junto a funcionarios de salud en una visita a residentes con síntomas de coronavirus de un sector de Buenos Aires. Agosto 3, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

BUENOS AIRES, 20 feb (Reuters) - Carla Vizzotti asumió el sábado el Ministerio de Salud de Argentina, en un acto sencillo en medio de un escándalo por vacunaciones privilegiadas contra el COVID-19 que está sacudiendo al Gobierno del peronista Alberto Fernández.

Vizzotti, que hasta el viernes se desempeñó como secretaria de Acceso a la Salud en la cartera sanitaria, es una médica de 47 años egresada de la Universidad del Salvador, especialista en medicina interna, enfermedades infecciosas, y en sistemas y seguridad social.

"Fortaleceremos los dispositivos y acciones que garanticen la equidad en el acceso a las vacunas, monitoreando el cumplimiento de la planificación prevista", dijo la flamante ministra en su cuenta de Twitter.

"Es decisión del Presidente que llevemos adelante el plan de vacunación más grande de nuestra historia con la mayor celeridad y ofreciendo a cada argentino y argentina la tranquilidad de que todas las vacunas se administren de acuerdo a precisos criterios sanitarios", agregó.

La nueva titular de salud es fundadora y presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

El saliente jefe de la cartera, Ginés González García, renunció el viernes luego de que el presidente Alberto Fernández le pidiera su salida tras declaraciones de un periodista que dijo que pudo vacunarse contra COVID-19 tras comunicarse con el exministro.

Medios locales señalaron que otras personas también recibieron privilegios para poder aplicarse una vacuna contra el coronavirus durante la gestión de Ginés González.

La Procuraduría de Investigaciones Administrativas abrió un expediente para investigar si hubo abusos de poder en el cumplimiento de la función pública por parte del ministro saliente, en medio de otras denuncias.

El país sudamericano, que posee una población de unos 45 millones de habitantes, recibió hasta el momento 1,22 millones de dosis de la vacuna Sputnik V del Instituto Gamaleya ruso y 580.000 dosis de la vacuna Covishield, fabricada por el Instituto Serum indio y desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

Según los últimos datos oficiales los casos de COVID-19 en el país austral totalizan unas 2,06 millones de personas, de las cuales 1,9 millones son pacientes recuperados, frente a un total de 51.122 fallecidos.

El escándalo se produce días después de que en Perú renunciaran las ministras de Salud y de Relaciones Exteriores luego de que se revelara que cientos de funcionarios peruanos y otras personas recibieron dosis de vacunas contra COVID-19 fuera de ensayos clínicos y antes del comienzo de la campaña oficial.

(Reporte de Walter Bianchi. Editado por Marion Giraldo)