Astudillo Castro: la jueza apoyó al fiscal y negó el arresto de cuatro policías

LA NACION
·4  min de lectura

La jueza federal rechazó hoy el pedido de detención de cuatro policías bonaerenses que había sido solicitado por la familia de Facundo Astudillo Castro, quien permanece desaparecido desde el 30 de abril pasado tras salir de su casa de la localidad de Pedro Luro.

La jueza federal 2 de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón, coincidió de esta manera con el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, quien días atrás ya había desestimado el pedido de la querella, al considerar que no había elementos suficientes como para solicitar la detención de los policías Mario Gabriel Sosa, Jana Curuhinca, Alberto González y Siomara Flores, todos ellos efectivos de la provincia de Buenos Aires.

En su resolución, a la que tuvo acceso Télam, la jueza Marrón explicó que respecto de Sosa y a Curuhinca "debe estarse a lo resuelto por el tribunal en el despacho denegatorio" del 4 de agosto pasado, cuando ya había sido rechazado un pedido de detención.

Sosa y Curuhinca eran efectivos del Destacamento de Mayor Buratovich y fueron quienes retuvieron por primera vez a Facundo cerca de las 10 de la mañana del 30 de abril pasado cuando caminaba por la ruta 3 a pesar del aislamiento obligatorio por el coronavirus, y hasta se fotografiaron con él.

ADN del crimen: la querella y la fiscalía buscan a Astudillo Castro por caminos diferentes

Respecto de Flores y a González, la jueza Marrón rechazó el pedido de la querella de que sean detenidos porque considera a esa decisión "prematura" en esta etapa de la investigación.

"Comparto los argumentos analizados por el titular de la acción penal para rechazar el pedido de detención de Flores y González", dijo la magistrada, quien agregó que "corresponde destacar que a criterio de la suscripta toda la prueba reunida refuerza los relatos" que esos policías "profirieron al declarar como testigos".

"No hay fundamento suficiente para dudar de los testigos señalados", dijo la jueza en su resolución.

En tanto, la audiencia de recusación del fiscal Martínez que debía realizarse hoy fue postergada para mañana por "problemas técnicos", según confirmó el abogado Leandro Aparicio, representante de Cristina Castro, la madre de Facundo.

Esta es la segunda vez que la querella recusa al fiscal federal, ya que semanas atrás se había realizado un planteo similar que fue rechazado por la jueza Marrón.

En esta oportunidad, Aparicio y el abogado Luciano Peretto recusaron a Martínez al considerar que la "lentitud", la "incapacidad" y "la displicencia de la actividad desplegada por la fiscalía" ya "bordea la actitud dolosa".

El policía Luis Chocobar no será juzgado junto con el cómplice del ladrón al que mató en la Boca

En el marco de la causa, esta mañana declararon dos efectivos de la Policía Federal que fueron los encargados de encontrar a una mujer que dijo haber visto a un joven la tarde del 30 de abril pasado, el último día que fue visto con vida Facundo, y dijo haberlo trasladado en su vehículo hasta una zona cercana a Bahía Blanca.

Esas declaraciones testimoniales se realizaron en forma virtual ante el fiscal Martínez a pedido de la querella. "Queríamos sacarnos las dudas respecto de cómo fue que buscaron a esa mujer", dijo Aparicio.

Se trata de una productora rural de Pedro Luro que les habría dicho a los investigadores haber llevado a un joven que podría ser Facundo desde Teniente Origone hasta las proximidades del puesto fitosanitario, en cercanías de la ruta 3 y 22, en su presunto camino a Bahía Blanca.

Por otra parte, el letrado afirmó que para hoy estaba previsto nuevamente que se le tome declaración testimonial a una vecina de Bahía Blanca que también dijo haber visto a Facundo junto a su exnovia el 30 de abril pasado en esa ciudad bonaerense, pero la testigo no se presentó ante la Justicia. Se trata de la misma mujer que había sido convocada ayer y que tampoco se presentó ante el fiscal federal.

Un mes sin rastros: continúa el misterio por la desaparición de un abogado de Quilmes

Astudillo Castro, de 22 años, fue visto por última vez el 30 de abril pasado cuando salió de la localidad de Pedro Luro, con dirección hacia Bahía Blanca en pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio y la familia sospecha que se trató de una desaparición forzada en la cual participaron efectivos de la policía bonaerense.