Travis Scott en Astroworld: lo que se sabe de la estampida que dejó al menos 8 muertos en un concierto en Houston

·9  min de lectura
Tributos a las víctimas
Los tributos a las víctimas se han multiplicado no sólo en las redes sociales.

La policía de Houston, Texas, ha abierto una investigación criminal después de que al menos ocho personas murieran y decenas más resultaran heridas tras una estampida ocurrida en la noche del viernes en un festival de música en esta ciudad.

Las víctimas eran asistentes del festival Astroworld y tenían entre 14 y 27 años.

El sábado, el jefe de esa institución, Troy Finner, dijo que la investigación incluiría las divisiones de homicidios y narcóticos.

La policía también investiga las denuncias de que un agente de seguridad recibió una inyección en el cuello mientras intentaba inmovilizar a un asistente al concierto.

Asimismo, se investigan reportes de que alguien en la audiencia habría estado inyectando drogas a algunos asistentes.

El rapero Travis Scott, quien fue el último en actuar antes de que se detuviera el festival, ahora enfrenta múltiples demandas.

En uno de los casos, un lesionado acusó al rapero y a Drake, otro de los músicos en el festival, de incitar a la multitud. Busca una compensación de US$1 millón.

¿Qué ocurrió?

El pánico se desató cuando la multitud comenzó a empujar hacia el escenario del festival Astroworld, en medio de la actuación del rapero Travis Scott.

El incidente sucedió alrededor de las 21:15, hora local, según el jefe de bomberos de Houston, Sam Peña.

"La multitud comenzó a empujar hacia la parte frontal del escenario y la gente empezó a entrar en pánico", dijo en declaraciones a la prensa.

Y mientras la estampida empezó a causar heridos, el pánico aumentó.

Once personas fueron llevadas al hospital con paradas cardiacas y ocho murieron.

Unas 300 personas fueron tratadas por lesiones como cortes y moratones en el evento, al que asistieron 50.000 personas.

Travis Scott en el escenario este 5 de noviembre.
El rapero Travis Scott detuvo su espectáculo al ver a varios fans en dificultades.

Además, las autoridades de Houston dijeron el sábado que hubo varias sobredosis de opioides en el concierto.

El personal médico que estaba en el evento tuvo que administrar "varias" dosis de Naloxona (un antídoto para las sobredosis de opioides), según Peña, quien no dio un número exacto.

"Estoy absolutamente devastado por lo que sucedió anoche", dijo Travis Scott el sábado. "Mis oraciones están con las familias de todos los afectados por lo sucedido", expresó en un comunicado en Twitter.

El rapero agradeció a la policía y a los servicios de emergencia y dijo que estaba "comprometido a trabajar junto con la comunidad de Houston para confortar y apoyar a las familias que lo necesiten".

El festival Astroworld
Desde temprano, la gente se aglutinó muy cerca del escenario.

Travis Scott, fundador del festival, detuvo su actuación varias veces al ver a los fans en peligro frente al escenario.

El rapero pidió a los miembros de la seguridad que se ocuparan de que los fans estuvieran bien y que les ayudaran a alejarse de la multitud.

Los organizadores suspendieron el concierto tras el alto número de personas heridas, pero la escala real de víctimas pronto superó las capacidades de los equipos de primeros auxilios, dijo Peña.

Astroworld es un evento anual que se celebra en el NGR Park en Houston desde 2018, aunque el año pasado fue pospuesto debido a la pandemia de covid-19.

Las demandas

Este lunes, el abogado Tony Buzbee anunció que su firma emprendió una demanda a nombre de 35 personas por la "grave negligencia" que condujo a la tragedia.

Buzbee dijo que la demanda va en contra de Scott y de los promotores y la gerencia del evento, incluida la compañía de entretenimiento Live Nation, por no implementar las medidas de seguridad y respuesta de emergencia adecuadas.

Una vigilia por las víctimas
Las víctimas fueron recordadas con una vigilia en Houston.

Su firma está buscando una orden de restricción temporal que obligue a Scott y a todas las entidades nombradas en la demanda a preservar evidencia, incluidos textos y otras comunicaciones relacionadas con el evento.

Entre los representados por Buzbee se encuentra la familia de Axel Acosta, un joven de 21 años del estado de Washington que murió en la estampida.

"Cuando [Axel] colapsó, los asistentes al concierto que intentaban escapar de su propia asfixia pisotearon su cuerpo como un pedazo de basura", dijo Buzbee en una conferencia de prensa junto a la familia Acosta.

Otra demanda presentada por Kristian Paredes, un asistente al concierto de 23 años, acusa a Scott y Drake de incitar "disturbios y violencia", y afirma que Live Nation no proporcionó los servicios médicos y de seguridad adecuados.

La demanda busca US$1 millón por daños.

El sitio del Astroworld
Los demandantes alegan que no había garantías de seguridad en el festival.

Otras demandas similares fueron presentadas por Manuel Souza y Noah Gutiérrez, quienes asistieron al concierto y sufrieron lesiones.

Este lunes, Scott prometió cubrir los gastos funerarios de los ocho fallecidos.

Además, anunció una asociación con el proveedor de terapia en línea BetterHelp, que hará que la compañía ofrezca un mes de terapia gratuita para cualquier persona afectada por lo que sucedió en Astroworld.

La BBC se ha puesto en contacto con la empresa para solicitar comentarios.

Ni Scott ni Drake se ha referido a las acciones legales en su contra.

En 2018, Scott se declaró culpable de un cargo de desorden público después de ser acusado de alentar a la gente a subir al escenario en un concierto en el estado estadounidense de Arkansas.

Tributos a las víctimas

Con el paso de las horas se han conocido las identidades de algunas de las víctimas, la mayoría jóvenes y algunos de origen latino.

Brianna Rodriguez
Brianna Rodriguez era "hermosa y vibrante", dijo su familia en un homenaje a la joven.

El domingo, emotivos tributos a las personas fallecidas se compartieron ampliamente en las redes sociales y en el sitio GoFund Me.

Danish Baig tenía 27 años. Su hermano Basil Mirza Baig publicó en Facebook que había muerto cuando intentaba salvar a otro pariente en la estampida. "Su sonrisa iluminaría una habitación", escribió.

Rudy Peña, de Laredo, Texas. Su edad aún no ha sido confirmada. Su hermana le dijo al Laredo Morning Times que él era "la persona más dulce, amigable, extrovertida, tenía muchos amigos porque siempre estaba ahí para todos ... era un gran fan de Travis, amaba su música".

Franco Patiño tenía 21 años y era estudiante de ingeniería en la Universidad de Dayton, institución que confirmó su muerte a la estación de televisión local WHIO. Era miembro de la fraternidad Alpha Psi Lambda y completó una pasantía en Mason, Ohio.

Brianna Rodríguez, de 16 años, estaba estudiando la preparatoria en Heights High School en Houston. "Bailar era su pasión y ahora baila en su camino hacia las puertas del cielo", escribió su familia en Facebook.

John Hilgert, quien con 14 años fue la víctima más joven del accidente. "Era uno de los chicos más agradables que conocía y siempre hacía reír a la gente", dijo un amigo en Twitter.

Jacob Jurinek tenía 23 años y era estudiante de arte y medios en la Universidad del Sur de Illinois. En un comunicado, su familia dijo que era conocido por su "entusiasmo contagioso, energía ilimitada y su actitud positiva inquebrantable".

Axel Acosta, de 21 años, estudiaba informática en la Universidad Western Washington. Su familia le dijo a los medios locales que había viajado solo al espectáculo, el primer festival de música al que asistía.

Houston tiene una gran comunidad mexicano-estadounidense.

"La gente al frente estaba en peligro": Joey Guerra, crítico musical del Houston Chronicle, con BBC Radio 5 Live

Estuve allí la mayor parte del día y había habido incidentes menores. Cuando se abrieron las puertas, la gente corrió en estampida y saltó los detectores de metales, y algunas personas resultaron heridas.

Vi un par de veces que sacaron gente en camillas. No estoy seguro de cuáles fueron las razones.

Durante la participación de Travis Scott, hubo varias ocasiones en las que se podían ver vehículos de emergencia con las luces encendidas entre la multitud, pero se abrían paso y el espectáculo continuaba.

Una ambulancia entre la multitud
Una ambulancia entre la multitud

El mismo Travis Scott detuvo su espectáculo varias veces para señalar a las personas que estaban cerca del frente que estaban en peligro, o preguntar si necesitaban ayuda para pedir que la seguridad viniera a ayudarlos.

No creo que él fuera consciente del alcance de lo que estaba pasando.

El sentido de pertenencia se volvió mortal. Por Angélica Casas, BBC News, Houston

No se suponía que la noche debía terminar así. Hoy, la mayoría de las calles que rodean los terrenos del festival Astroworld todavía están cerradas, y el lugar está casi vacío, excepto por sus trabajadores y una fuerte presencia policial.

Edward, un nativo de Houston de 25 años y fanático de Travis Scott desde hace mucho tiempo, asistió a las presentaciones del viernes y a los dos festivales anteriores de Astroworld.

Estaba justo en medio de la multitud cuando, dice, las cosas empezaron a ponerse feas. A medida que la oleada empeoraba en cuestión de minutos, los desesperados asistentes al concierto intentaron escapar, empujando y jalando.

"Personalmente, agarré a una chica y la abracé para salvarle la vida", dijo. "Tuve que calmarla porque literalmente pensó que estaba a punto de morir".

Edward dice que hizo un círculo protector con sus brazos alrededor de ella para que pudiera recuperar el aliento. Pudo sacarla de la multitud y ayudarla a ponerse a salvo. Al salir, vio a personas inconscientes a su alrededor, algunas de las cuales ya estaban recibiendo resucitación cardiopulmonar.

Otro asistente, Andy Pacheco, filmó el momento en que la asistente al concierto Seanna Faith, en una desesperada súplica de ayuda, se subió a una plataforma donde estaba apostado un camarógrafo para pedirle que hiciera algo con respecto al aumento de la multitud. Quería que el camarógrafo llamara a la policía o a los médicos. Pero su pedido de ayuda fue en vano.

Faith escribió más tarde en redes sociales que acababa de escapar de un "sumidero" de personas, debido a que el hacinamiento se había vuelto más intenso.

Se las arregló para salir con una amiga y estaba tratando de conseguir ayuda para otros.

La gente viene a estos festivales para escapar de la realidad y sentir que pertenece a una comunidad musical. El viernes por la noche, ese sentido de pertenencia se volvió mortal.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.