Brasil apunta a uso emergencia de vacuna AstraZeneca tras aprobación en Gran Bretaña

Eduardo Simões y Ricardo Brito
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Imagen de ilustración de viales con la etiqueta "COVID-19/Vacuna coronavirus/Sólo inyección" junto al logo de AstraZeneca

Por Eduardo Simões y Ricardo Brito

SAO PAULO/BRASILIA, 30 dic (Reuters) - Brasil estudiará pronto la aprobación de uso de emergencia para la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca después de que Gran Bretaña dio luz verde el miércoles, mientras el país más grande de América Latina trata de ponerse al día con los programas de inmunización en la región más afectada por la pandemia.

El regulador de salud de Brasil, Anvisa, se reunió con representantes de AstraZeneca Plc por la mañana y dijo que el socio local de la compañía, el instituto biomédico Fiocruz, financiado con fondos federales, solicitará la autorización de uso de emergencia, aunque no detalló cuándo.

Gran Bretaña se convirtió en el primer país del mundo en dar la aprobación regulatoria completa a la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

La aprobación del Reino Unido ofrece esperanzas a Brasil, que ha hecho de la vacuna británica una piedra angular de su plan de vacunación ampliamente criticado.

El presidente Jair Bolsonaro, un prominente escéptico del coronavirus que ha dicho que no se aplicará ninguna vacuna contra el COVID-19, está bajo presión para acelerar el despliegue de Brasil en momentos en que países como México, Chile y Argentina ya han comenzado las inmunizaciones.

En teoría, la autorización de uso de emergencia de Brasil permite el uso acelerado de una vacuna para el COVID-19 entre ciertos pacientes de alto riesgo. Es una versión reducida de una aprobación regulatoria completa para su implementación a nivel nacional.

Brasil registró 1.111 muertes el martes, la peor cifra diaria de decesos reportada por el Ministerio de Salud desde septiembre.

El gobierno se defendió de las críticas a su plan de vacunas el martes, diciendo que está paralizado por leyes locales que solo le permiten firmar acuerdos de compra una vez que los productores tienen autorizaciones de uso de emergencia o completas.

No obstante, también se comprometió a mejorar el diálogo con Pfizer, cuya vacuna ya se está utilizando en Gran Bretaña y Estados Unidos.

(Reporte de Eduardo Simoes en Sao Paulo y Ricardo Brito en Brasilia, Escrito por Gabriel Stargardter y Jamie McGeever. Editado en español por Javier Leira)