Astrónomos encuentran nuevo sistema planetario cercano y son “optimistas” de que habrá mundos habitables

·3  min de lectura

Los astrónomos han encontrado un nuevo sistema multiplanetario a solo 33 años luz de nuestro planeta.

El sistema, ahora el más cercano conocido a la Tierra, tiene dos planetas terrestres que orbitan alrededor de una genial estrella enana M, llamada HD 260655.

El planeta interior, HD 260655b, orbita la estrella cada 2,8 días y es aproximadamente 1,2 veces más grande que la Tierra, pero es un tanto más denso, mientras que el planeta exterior, HD 260655c, orbita cada 5,7 días y es 1,5 veces más grande que la Tierra, pero es menos denso.

Desgraciadamente, estos planetas no son habitables; los planetas orbitan su estrella a una distancia demasiado cercana, lo que los expone a temperaturas demasiado altas para mantener agua líquida en sus superficies. Basándose en sus cortas órbitas, se estima que la superficie del planeta interior está a 436 grados centígrados (817 grados Fahrenheit), mientras que la del exterior ronda los 286 grados centígrados (547 grados Fahrenheit).

“Consideramos que ese intervalo está fuera de la zona habitable, demasiado caliente para que exista agua líquida en la superficie”, afirma Michelle Kunimoto, postdoctorado en el Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT y una de las científicas principales del descubrimiento.

Pero podría haber más planetas por descubrir, ya que muchos sistemas multiplanetarios tienen cinco o seis planetas y esto es especialmente común alrededor de estrellas pequeñas. Es posible que uno de ellos se encuentre en la zona habitable, aunque el científico del MIT Avi Shporer señaló que tal posibilidad era un “pensamiento optimista”.

Hasta entonces, la proximidad y el brillo de HD 260655 significa que los científicos pueden examinar de cerca las propiedades de los planetas y estudiar sus atmósferas.

“Los dos planetas de este sistema están considerados como uno de los mejores objetivos para el estudio de la atmósfera debido al brillo de su estrella”, afirma Michelle Kunimoto.

“¿Hay una atmósfera rica en [compuestos] volátiles alrededor de estos planetas? ¿Y hay signos de agua o especies basadas en el carbono? Estos planetas son fantásticos bancos de pruebas para esas exploraciones”.

El sistema fue detectado por primera vez por el satélite TESS (Satélite de exploración de exoplanetas en tránsito) de la NASA, que detectó caídas periódicas en la luz de HD 260655, lo que indica que un planeta está pasando por delante de la estrella.

HD 260655 también figuraba en un estudio de estrellas realizado por el HIRES (Espectrómetro Echelle de Alta Resolución), un instrumento que forma parte del Observatorio Keck de Hawái.

El HIRES lleva monitoreando la estrella desde 1998, por lo que los investigadores tuvieron acceso a los datos públicos del sondeo, lo que redujo el tiempo necesario para confirmar el sistema.

Los científicos utilizaron datos de otros sondeos para medir la velocidad radial de la estrella, es decir, el movimiento que experimenta la gravedad cuando otro planeta está cerca de ella. “Todos los planetas que orbitan alrededor de una estrella ejercen una pequeña atracción gravitatoria sobre ella”, explica Michelle Kunimoto.

“Lo que buscamos es cualquier ligero movimiento de esa estrella que pueda indicar que un objeto de masa planetaria está tirando de ella”.

Los científicos han descubierto ya más de 5.000 exoplanetas que orbitan alrededor de soles lejanos. “No es solo un número”, explicó Jessie Christiansen, directora científica del Archivo de Exoplanetas y científica del Instituto de Ciencia de Exoplanetas de la NASA en Caltech.

“Cada uno de ellos es un mundo nuevo, un planeta totalmente nuevo. Me emociono con cada uno porque no sabemos nada de ellos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.