Los astrónomos detectan una “ruptura” en uno de los brazos espirales de la Vía Láctea

·4  min de lectura
El concepto del artista ilustra la nueva visión de la Vía Láctea con dos brazos principales. (NASA/JPL-Caltech )
El concepto del artista ilustra la nueva visión de la Vía Láctea con dos brazos principales. (NASA/JPL-Caltech )

Los científicos han detectado un cúmulo de estrellas jóvenes y nubes de gas formadoras de estrellas que sobresalen de los brazos espirales de la Vía Láctea, "como una astilla que sobresale de una tabla de madera".

Los hallazgos descritos en la revista Astronomy & Astrophysics arrojan más luz sobre la estructura más fina de nuestra galaxia natal.

Los astrónomos clasifican ampliamente las galaxias en tres categorías principales: elípticas, espirales e irregulares con más de dos tercios de las galaxias observadas en forma de espiral, incluida nuestra propia morada, la Vía Láctea.

Si bien los científicos tienen una idea aproximada del tamaño y la forma de los brazos espirales de la Vía Láctea, dicen que ver la estructura completa de nuestra galaxia natal es un desafío ya que la Tierra está dentro de ella.

"Es como estar parado en medio de Times Square y tratar de dibujar un mapa de la isla de Manhattan", explicaron científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en California, en un comunicado.

En el nuevo estudio, los astrónomos observaron una parte cercana del "Brazo de Sagitario" de la galaxia y detectaron una característica previamente desconocida con una orientación "dramáticamente diferente a la del brazo".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si bien anteriormente se pensaba que las estrellas jóvenes se alineaban estrechamente con la forma de los brazos en los que residen, los investigadores encontraron cuatro nubes de gas formadoras de estrellas, o nebulosas, que sobresalen del brazo de Sagitario "como una astilla que sobresale de una tabla de madera". ”.

Según los investigadores, las nebulosas (la Nebulosa del Águila, la Nebulosa Omega, la Nebulosa Trífida y la Nebulosa de la Laguna) y algunas estrellas jóvenes en este brazo se extendían por una distancia que tarda 3 mil años en viajar la luz.

Leer más: Administración de Biden defiende retirada de Afganistán

Para hacer el descubrimiento, los astrónomos utilizaron el telescopio espacial Spitzer, ahora retirado de la NASA para buscar estrellas recién nacidas, ubicadas en las nebulosas ya que el telescopio puede detectar luz infrarroja que puede penetrar las nubes de gas y polvo de la galaxia.

Combinando los nuevos hallazgos con los últimos datos de la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea, los investigadores encontraron que la estructura larga y delgada asociada con el Brazo de Sagitario, está hecha de estrellas jóvenes que se mueven casi a la misma velocidad y en la misma dirección a través del espacio.

“Una propiedad clave de los brazos espirales es qué tan apretados se enrollan alrededor de una galaxia”, señaló Michael Kuhn, autor principal del estudio de Caltech, en un comunicado agregando que esta característica se mide por el “ángulo de inclinación” del brazo.

Un círculo tiene un ángulo de inclinación de 0 grados y a medida que la espiral se abre más, el ángulo de inclinación aumenta, explicó.

Si bien la mayoría de los modelos de la Vía Láctea sugieren que el brazo de Sagitario forma una espiral con un ángulo de inclinación de aproximadamente 12 grados, la estructura examinada en la investigación actual se destacó en un ángulo de casi 60 grados.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Cuando reunimos los datos de Gaia y Spitzer y finalmente vemos este mapa tridimensional detallado, podemos ver que hay bastante complejidad en esta región que no había sido evidente antes”, dijo Kuhn.

Si bien no está claro qué hace que se formen brazos espirales en galaxias como la Vía Láctea, los científicos especulan que las estrellas en esta parte del Brazo de Sagitario, probablemente se formaron aproximadamente al mismo tiempo en la misma área general y están influenciadas únicamente por las fuerzas, actuando dentro de la galaxia como la gravedad y la cizalladura debido a la rotación de la galaxia.

"En última instancia, este es un recordatorio de que existen muchas incertidumbres acerca de la estructura a gran escala de la Vía Láctea y debemos mirar los detalles si queremos entender ese panorama más amplio", Robert Benjamín, coautor de la “Vía Láctea estudio de la Universidad de Wisconsin-Whitewater”, dijo en un comunicado.

"Esta estructura es una pequeña parte de la Vía Láctea, pero podría decirnos algo significativo sobre la galaxia en su conjunto", agregó, Benjamín.

Relacionados

Misión Dragonfly de la NASA por fin revelará si existe vida en la luna Titán de Saturno

NASA resuelve el misterio de la muestra de Marte que desapareció en la búsqueda de vida extraterrestre

NASA calcula fecha en que asteroide Bennu podría impactar a la Tierra

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.