Astrónomos debaten el "misterio cósmico" de poderosas ráfagas de ondas de radio

·4  min de lectura

Por Will Dunham

WASHINGTON, 8 jun (Reuters) - Potentes ráfagas de ondas de radio que emanan de una galaxia enana distante que se detectaron usando un telescopio en China están acercando a los científicos a resolver lo que uno de ellos llamó un "misterio cósmico" que ha persistido durante años.

Desde su descubrimiento en 2007, los astrónomos se han esforzado por comprender qué causa los fenómenos llamados ráfagas de radio rápidas que involucran pulsos de radiación electromagnética de radiofrecuencia que se originan en lugares dentro de nuestra Vía Láctea y otras galaxias.

Las ondas de radio tienen las longitudes de onda más largas del espectro electromagnético.

Los astrónomos sospechan que estos estallidos pueden ser desencadenados por ciertos objetos extremos. Estos podrían incluir: una estrella de neutrones, el núcleo compacto colapsado de una estrella gigante que explotó como una supernova al final de su ciclo de vida; una magnetar, un tipo de estrella de neutrones con un campo magnético ultrafuerte; y un agujero negro devorando desordenadamente a una estrella vecina.

Los investigadores dijeron el miércoles que detectaron una ráfaga de radio rápida, o FRB, que se originó en una galaxia enana ubicada a casi 3.000 millones de años luz de la Tierra.

Un año luz es la distancia que recorre la luz en un año: 5,9 billones de millas (9,5 billones de kilómetros). La masa estelar colectiva de esta galaxia es aproximadamente una 2.500 parte de nuestra Vía Láctea.

El FRB se vio por primera vez en 2019 utilizando el telescopio FAST en la provincia china de Guizhou, el radiotelescopio de plato único más grande del mundo, que posee un área de recepción de señal equivalente a 30 campos de fútbol. Se estudió más a fondo utilizando el telescopio VLA en Nuevo México.

"Todavía llamamos a las ráfagas de radio rápidas un misterio cósmico y con razón", dijo el astrofísico Di Li de la Academia de Ciencias de China en Pekín, científico jefe de FAST y coautor de la investigación publicada en la revista Nature https://www.nature.com/articles/s41586-022-04755-5.

"Las ráfagas de radio rápidas son destellos intensos y breves de luz de radio que son lo suficientemente potentes como para ser vistos desde todo el universo", agregó el astrónomo de Caltech y coautor del estudio Casey Law.

"La ráfaga se enciende y se apaga en aproximadamente un milisegundo, mucho más rápido que un abrir y cerrar de ojos. Se ha encontrado que algunas fuentes de FRB emiten múltiples ráfagas en lo que parecen tormentas de actividad, pero otras solo se han visto una vez".

La FRB recién descrita es una repetición que también presenta una emisión de radio persistente pero más débil entre ráfagas. En otras palabras, siempre permanece "encendida". La mayoría de los aproximadamente 500 FRB conocidos no se repiten. El nuevo se parece mucho a otro descubierto en 2016 que fue el primer FRB cuya ubicación fue identificada.

Li señaló que se han ofrecido numerosas hipótesis para tratar de explicar estos estallidos.

"La abundancia de modelos refleja nuestra falta de comprensión de los FRB. Nuestro trabajo favorece que los repetidores activos nazcan de un evento explosivo extremo como una supernova. Estos repetidores activos también son jóvenes, ya que deben verse poco después del evento de nacimiento", dijo Li.

Los astrónomos sospechan que el FRB recién descrito es un "recién nacido", todavía envuelto por material denso lanzado al espacio por una explosión de supernova que dejó una estrella de neutrones. Sostienen que las ráfagas reiteradas pueden ser un rasgo de los FRB más jóvenes, que tal vez se disipen con el tiempo.

Descubrimientos como el FRB recientemente descrito pueden ayudar a los científicos a determinar la causa de estas ráfagas de radio. Anteriormente, los científicos pudieron elaborar una explicación para la causa de otro fenómeno enigmático: explosiones de gran energía llamadas estallidos de rayos gamma, que se originaron a partir de la muerte de estrellas masivas, fusionando estrellas de neutrones y magnetares.

"Los FRB se han convertido rápidamente en un maravilloso ejemplo de un rompecabezas astrofísico, tal como lo fueron los estallidos de rayos gamma hace unas décadas", dijo Law.

"Sabemos cada vez más sobre el fenómeno, dónde viven las fuentes, con qué frecuencia estallan, etc. Sin embargo, todavía estamos buscando esa medición de oro que nos dará una respuesta definitiva sobre qué los causa", explicó.

(Reporte de Will Dunham. Editado en español por Marion Giraldo)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.