Aspirante a edil de Ixtaltepec en Oaxaca denuncia violencia de género

·2  min de lectura

JUCHITÁN, Oax., marzo 21 (EL UNIVERSAL).- Celia Mendoza Reyes, aspirante a la candidatura a la presidencia municipal de Asunción Ixtaltepec por el partido Movimiento de Renovación Nacional (Morena), denunció ser objeto de una campaña de violencia política dentro de su mismo partido a nivel estatal, con el objeto de dejarla fuera de la contienda electoral.

La precandidata manifestó que en el municipio de Ixtaltepec, en el Istmo de Tehuantepec, se decidió que la candidata sería una mujer, pero el grupo político afín al actual diputado federal Carol Antonio Altamirano buscó imponer a un hombre, intentado cambiar el acuerdo de equidad de género.

Para ello inscribió a varios hombres, quedando sólo ella como única mujer registrada en tiempo y forma ante el Comité Estatal de Morena.

Para la precandidata, quien se ha identificado como activista a favor de los derechos de las mujeres indígenas en la región del Istmo de Tehuantepec, el grupo político buscó de último momento cambiar su propuesta de inscribir una mujer fuera de tiempo con la complicidad de dirigentes estatales para conseguir la candidatura a través de la cuota de género.

"Lo que me están haciendo desde que yo hice público mi interés de ser candidata a la presidencia municipal por mi partido Morena es bloquearme, es obstaculizar mi llegada, ellos quieren seguir controlando. Primero intentaron echar abajo la propuesta de que fuera mujer la candidata, ahora ponen una mujer de última hora violentando las reglas", denunció.

La aspirante explicó que cuando se cerró la convocatoria ella era la única mujer registrada, junto con tres hombres, y ahora figura una más. "Son trampas que realizan y no de ahora, de siempre, buscando siempre quedarse con todo" explicó Mendoza Reyes.

Ante esta situación hizo un llamado a la dirigencia estatal a conducirse con honestidad y respetando los principios del partido.

En el Istmo de Tehuantepec ya son tres los casos de violencia de género y política que han denunciado mujeres precandidatas a presidencias municipales y una diputación local.