Asperger: qué es el síndrome que tiene Gimena Accardi en "Separadas"

José María Costa

El 18 de febrero se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger, una fecha que busca generar conciencia y derribar mitos en torno a este trastorno del espectro autista.

En la Argentina, una ficción de Polka puso entre los protagonistas de una tira -Separadas, en este caso- a una joven con síndrome de Asperger, el trastorno neurobiológico que también tiene Greta Thumberg, la joven ambientalista sueca.

LA NACION habló con especialistas sobre la condición que forma parte del espectro autista.

Lo primero que explicaron es que el síndrome de Asperger se diagnostica a temprana edad. "Está dentro de los cuadros que se incluyen dentro del espectro autista. La clasificación de estos cuadros fue cambiando con el tiempo. Antes se los llamaban trastornos del desarrollo. Con los años y la aparición de los test genéticos, se redefinió la clasificación, que se volvió mucho más compleja. Dentro de estos trastornos se incluyen una serie de patologías que tienen síntomas y signos que los diferencian", dijo a LA NACION José Luis Etcheverry, médico neurólogo que forma parte del departamento de movimientos anormales de Ineba.

Etcheverry agregó: "El diagnóstico se hace en edades tempranas, fines del jardín de infantes o arranque del colegio primario. Los chicos presentan algunas alteraciones en el lenguaje. No porque no puedan hablar. Sino porque no saben cómo expresarse bien. Estos cuadros son alteraciones neurológicas. El problema, en este caso y el de otras enfermedades, es que no se ven en una imagen o estudio complementario. Son patologías que se las detecta por las alteraciones en el lenguaje, la interacción social y cómo se relacionan con sus pares".

Sobre las características que suelen tener las personas con Asperger, explicó: "Por lo general, son introvertidos y retraídos porque tienen problemas de integración con el resto. No porque tengan una dificultad, sino porque no saben cómo abordarlo. Tienen dificultad en la interacción social. Esto les genera muchos inconvenientes. Estos chicos, muchas veces son ansiosos y tienen algunas alteraciones obsesivas compulsivas. Tienen movimientos involuntarios que se llaman mañerismos, que son movimientos corporales sin propósito. Por ejemplo, agarran las cosas, las tocan, pero sin un propósito definido".

Ante la consulta de si tiene cura, detalló: "No tiene cura. Sino que hay tratamientos. Se cree que estos chicos con esta patología tienen un déficit de serotonina que es un neurotransmisor que utiliza el cerebro y es vital para muchas funciones. Entre otras, para tener buen ánimo, no ser ansiosos, no tener trastornos atencionales. No tiene un tratamiento específico. No es que existe un fármaco para el Asperger. Pero el abordaje puede ser farmacológico o no. Algo que ayuda mucho a los chicos, para abordar un tratamiento no farmacológico son las clases de teatro que les sirve para mejorar la expresión corporal".

"Lo acompañará toda la vida. Pero con el correr de los años, estos cuadros tienden a normalizarse. Por darte algunos ejemplos de personas adultas que no fueron diagnosticadas. Keanu Reeves, Steven Spielberg, Andy Warhol, Bill Gates o Greta Thunberg. En general, los chicos con Asperger suelen tener un coeficiente intelectual por arriba de la media. El tema es cómo se conectan con el resto de la sociedad. La estimulación para que puedan integrarse y no queden aislados", recomendó Etcheverry y agregó: "Es un trabajo fundamental el que tiene que hacer el gabinete escolar con los chicos en los primeros años del colegio para determinarlo. Tiene que estar preparado para esto".

Las características que descubrió Hans Asperger en 1944

El síndrome debe su nombre al médico pediatra alemán Hans Asperger, que en 1944 describió un artículo en una revista científica características particulares de un grupo de chicos. Estas fueron compiladas medio siglo después y resumidas en siete puntos por Lorna Wing, según el libro un acercamiento al síndrome de Asperger:

Los chicos eran socialmente extraños, ingenuos y emocionalmente desconectados de los otros. Parecían vivir en un mundo aparte.Tenían una buena gramática y vocabulario extenso. Su discurso era fluido, literal y pedante, usado en monólogos y no en intercambios conversacionales. Tenían una pobre comunicación no verbal y una entonación verbal monótona o peculiar.Tenían intereses circunscritos a temas específicos, incluyendo colecciones de objetos o hechos relacionados con tales intereses.Aunque la mayoría poseía inteligencia promedio o superior a la media, tenían dificultades en aprender las tareas escolares convencionales. Sin embargo, eran capaces de producir ideas originales y tenían habilidades relacionadas con sus intereses especiales. La coordinación motriz y la organización del movimiento eran generalmente pobres, aunque algunos podían destacar en áreas especiales de interés (por ejemplo, tocar un instrumento musical).A estos chicos les faltaba sentido común.