Asocian la obesidad con la discapacidad después de una cirugía articular

Shereen Lehman

(Reuters Health) - Las personas operadas de una articulación, como el reemplazo articular para la artritis, tienen más probabilidades de perder la independencia después de la cirugía si son obesas, según indica un estudio.

No obstante, aún se necesitan más estudios para conocer la causa y cómo prevenirlo, dijeron los autores en British Journal of Anaesthesia.

"Existen muchos estudios sobre la mortalidad y las complicaciones, pero no tantos sobre cómo les va a los pacientes cuando vuelven a casa", dijo el autor principal, doctor Timothy Gaulton, de la Escuela Perelman de Medicina de University of Pennsylvania, Filadelfia. "Por eso quisimos estudiarlo, también en los pacientes obesos", agregó.

Opinó que es importante que los potenciales pacientes de la cirugía sepan que, en algunos casos, por su edad, peso o dependencia funcional previa, podrían perder funcionalidad después de la operación.

Su equipo estudió a 2.519 mayores de 61 con una cirugía articular por artritis. Dos tercios tuvieron un reemplazo articular y el 45 por ciento era obeso (IMC = 30 o más) al momento de la operación.

Antes de la cirugía y durante los dos años siguientes, los participantes respondieron sobre los problemas físicos, mentales, emocionales o de memoria que podría haber afectado sus actividades diarias.

El 22 por ciento mencionó que su independencia había disminuido a los dos años de la cirugía: más de uno de cada cuatro pacientes obesos y uno de cada cinco sin obesidad. El equipo estimó que los pacientes obesos con una cirugía articular tenían un 35 por ciento más riesgo de perder la independencia después de la cirugía que los pacientes no obesos.



FUENTE: British Journal of Anaesthesia, online 13 de diciembre del 2017