Los asistentes a la conducción están “lejos de ser confiables”

Alejandro Manriquez
·2  min de lectura

Los sistemas de asistencia activa a la conducción, presentes en muchos de los nuevos modelos de automóviles, están “lejos de ser 100 por ciento confiables”.

Esa fue la tajante conclusión a la que llegó un estudio presentado este jueves por la American Automobile Association (AAA).

De acuerdo con la agencia Reuters, lo investigadores de la AAA pusieron a prueba estos dispositivos y descubrieron que los asistentes a la conducción —que automatizan la dirección y el frenado, entre otros­— registraban interrupciones y se desconectaban cada ocho millas (12.8 kilómetros).

“Eso crea situaciones peligrosas, si los conductores confían demasiado en la tecnología y dejan de prestar atención a la carretera”, señalaron los investigadores.

<span class="credit">BMW</span>
BMW

“La AAA ha encontrado repetidamente que los sistemas activos de asistencia a la conducción no funcionan de manera consistente, especialmente en escenarios reales”, destacó Greg Brannon, director de ingeniería automotriz y relaciones industriales de AAA, en un comunicado.

Si bien la tecnología de centrado y cambio de carril funcionó bien en lugares donde las marcas de cada carril estaban claras, estos sistemas representaron el 73 por ciento de todas las desconexiones.

El estudio evaluó un BMW X7 2019 con “Active Driving Assistant Professional”, un Cadillac CT6 2019 con “Super Cruise”, un Ford Edge 2019 con “Co-Pilot360, un Kia Telluride 2020 con “Highway Driving Assist” y un 2020 Subaru Outback con la tecnología “EyeSight”.

En el comunicado, la AAA aseguró que sus representantes se habían reunido con líderes de la industria para pedirles que mejorara los sistemas de asistencia.

Actualmente, los fabricantes de automóviles están acelerando la automatización de las tareas rutinarias de conducción, como la navegación por GPS en una carretera.

Para muchas compañías es una nueva fuente de ganancias, ya que un número cada vez mayor de consumidores prefiere, comprar o alquilar, vehículos que posean sistemas avanzados de asistencia al conductor.

Hasta el momento, sistemas como el frenado de emergencia automático han comprobado su eficacia. Otros, como los sistemas de detección de peatones, aún muestran falencias.