Asintomáticos de covid tenían mayor exposición a coronavirus menos agresivos: Stanford

·2  min de lectura
coronavirus
coronavirus

LOS PACIENTES de covid-19 que han registrado síntomas leves podrían estar relacionados con casos de personas más propensas a tener signos de infección previa por coronavirus similares menos virulentos. Esto debido a que ciertas células de su sistema inmunológico “recuerdan” encuentros anteriores con los virus estacionales que causan aproximadamente una cuarta parte de los resfriados comunes en los niños.

Estos hallazgos de científicos de la Universidad de Stanford pueden ayudar a explicar por qué algunas personas, en particular los niños, parecen mucho más resistentes que otras a la infección y permitiría predecir qué personas tienen probabilidades de desarrollar los síntomas más graves de covid-19.

De acuerdo con la investigación, estas células inmunes están mejor equipadas para movilizarse rápidamente contra el SARS-CoV-2, cuando ya han conocido a sus primos más suaves.

Las células inmunitarias en cuestión, llamadas células T asesinas, deambulan por la sangre y la linfa, se estacionan en los tejidos y realizan operaciones de detección y registro en las células residentes. El estudio, publicado este jueves en la revista especializada Science Immunology, mostró que las “células T asesinas” extraídas de los pacientes con covid-19 más enfermos exhiben menos signos de haber tenido enfrentamientos previos con coronavirus que causan el resfriado común.

También lee: Descubridora del coronavirus: no hice nada malo en el Instituto de Virología de Wuhan

Las discusiones sobre la inmunidad al covid-19 a menudo se centran en los anticuerpos —proteínas que pueden adherirse a un virus antes de que pueda infectar una célula vulnerable—; pero los anticuerpos se engañan fácilmente, explicó Mark Davis, autor principal del estudio.

A medida que avanzaba la pandemia, Davis reflexionó: “Mucha gente se enferma gravemente o muere a causa del covid-19, mientras que otros caminan sin saber que son portadores. ¿Por qué?”

Los investigadores analizaron muestras de sangre tomadas de donantes sanos antes de que comenzara la pandemia de covid-19, lo que significa que nunca habían encontrado el SARS-CoV-2, aunque presumiblemente muchos habían estado expuestos a cepas de coronavirus que causaban el resfriado común.

“Las células de memoria son, con mucho, las más activas en la defensa de las enfermedades infecciosas”, dijo Davis. “Son lo que quieres tener para combatir un patógeno recurrente. Son lo que se supone que deben generar las vacunas “.

También lee: Investigaciones determinan que los perros sí pueden distinguir el covid-19

Las células T asesinas cuyos receptores se dirigen a secuencias de péptidos exclusivos del SARS-CoV-2 deben proliferar durante varios días para ponerse al día después de la exposición al virus, dijo Davis. “Ese tiempo perdido puede marcar la diferencia entre ni siquiera darse cuenta de que tiene una enfermedad y morir a causa de ella”, concluyó el investigador. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.