Asia-Pacífico: funcionario australiano advierte a su país que se prepare para ‘la guerra’

Natalie Colarossi / Newsweek
·4  min de lectura

UN FUNCIONARIO de seguridad de alto nivel de Australia advirtió a los miembros del gabinete que el país debería prepararse para “la guerra” mientras crecen las tensiones con China, lo que hizo que otros funcionarios gubernamentales se mostraran cautelosos ante el uso de un lenguaje tan fuerte.

“En un mundo de tensión y temor perpetuos, se oye el sonido de los tambores de la guerra, en ocasiones tenues y distantes, y otras veces más fuertes y cercanos”, dijo Mike Pezzullo, secretario del Departamento del Interior, en un mensaje al gabinete que fue difundido este martes por los medios australianos, según informó Associated Press.

“Ahora que las naciones libres vuelven a oír el sonido de los tambores y ven con preocupación la militarización de asuntos que, hasta hace pocos años, creíamos que serían improbables catalizadores de la guerra, debemos seguir buscando incesantemente la oportunidad de la paz mientras nos preparamos, una vez más, para la guerra”, añadió Pezzullo.

El funcionario hizo estas declaraciones en el día nacional de la remembranza de Australia, conocido como Día Anzac, y en medio de crecientes tensiones en la región Asia-Pacífico en relación con China y Taiwán.

También lee: Tropas de élite australianas “mataron ilegalmente” a 39 civiles afganos

Bill Shorten, legislador de alto nivel del opositor Partido Laborista, describió la referencia de Pezzullo a los “tambores de la guerra” como “un lenguaje bastante hiperexcitado”.

“No estoy seguro de que nuestros servidores públicos de alto nivel deban usar ese lenguaje, pues no estoy seguro de que eso ayude realmente, excepto para provocar más ansiedad”, dijo Shorten.

El primer ministro, Scott Morrison, no respondió directamente cuando se le preguntó, en una conferencia de prensa, si estaba de acuerdo con Pezzullo en cuanto a que podían oírse los tambores de la guerra.

“Mi objetivo como primer ministro… es buscar la paz”, dijo Morrison. “Eso es lo que hacemos. Buscamos la paz para una región Indo-Pacífico libre y abierta”.

No te pierdas: Joe Biden: acorralado en una muralla china

Morrison afirmó que su gobierno había aumentado su gasto en defensa para “garantizar que los intereses nacionales de Australia puedan protegerse en todo momento”.

El ministro de Defensa, Peter Dutton, planteó la posibilidad de un conflicto entre China y Taiwán en sus propios comentarios del Día Anzac.

“Nadie desea un conflicto entre China y Taiwán, ni en ningún otro lugar del mundo”, afirmó Dutton. “No creo que se deba descartar”.

En respuesta a las afirmaciones de Dutton, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, dijo este lunes que Taiwán es parte de los asuntos internos de China que no toleran una interferencia externa.

Te interesa: Tanques del ejército chino realizan un simulacro de invasión a Taiwán

“Se espera que la parte australiana reconozca plenamente que la cuestión de Taiwán es muy delicada, que cumpla con el principio de una sola China, que sea prudente en sus palabras y en sus hechos, que evite enviar señales equivocadas a las fuerzas separatistas a favor de la independencia de Taiwán y que actúe en formas que beneficien la paz y la estabilidad”, declaró Wang.

El ministro del Estado de Australia Occidental, Mark McGowan, líder laborista del gobierno del Estado que vende a China la exportación más lucrativa de Australia, el mineral de hierro, pidió al gobierno federal que “moderara” su lenguaje en relación con las tensiones militares.

“Insto a la Commonwealth (el gobierno) y a las personas en esta posición, elegidas o no, a moderarse”, dijo McGowan a la prensa, en referencia al comentario de Pezzullo sobre los “tambores de guerra”.

“¿Qué beneficios produce decir cosas como esa? Es totalmente innecesario”, señaló McGowan, y añadió que la diplomacia se debe ejercer “diplomáticamente”.

Te recomendamos: China comete “genocidio” contra minoría musulmana de uigures, según centro de estudios de EU

Pezzullo señaló que este año se cumple el 70º aniversario del tratado de defensa de Australia con Estados Unidos. Mencionó a los generales estadounidenses Douglas MacArthur y el expresidente Dwight Eisenhower, quienes lucharon en la guerra.

“Recordemos las advertencias de dos generales estadounidenses que conocieron la guerra desatada en forma completa y brutal: siempre debemos buscar la oportunidad de la paz en medio del curso de la guerra, hasta que enfrentemos el único camino prudente, aunque lamentable: enviar, una vez más, a nuestros guerreros a combatir en las guerras entre las naciones”, dijo.

Australia debe reducir la probabilidad de la guerra, “pero no a costa de nuestra preciosa libertad”, dijo Pezzullo. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek